Mitos del gobierno corporativo

Foto EE: Archivo

Se dice que el Gobierno Corporativo (GC) es la conciencia de una empresa. Contar normas que regulen la actuación de los órganos de gobierno de una organización, como el Consejo de Administración y los comités que lo apoyan, dan trascendencia y crecimiento sostenido. A pesar de ello, en México persiste la resistencia a implementarlo debido al desconocimiento sobre sus beneficios.

El GC existe desde hace casi un siglo, pero fue en la década de los 70 que comenzó a popularizarse, al grado que hoy es una exigencia en las regulaciones legales. Sus pilares son el fortalecimiento de la capacidad de planeación estratégica, la transparencia, la rendición de cuentas, equidad con los inversionistas y la conducción responsable de los negocios, señala un estudio de PwC.

En su “Gobierno Corporativo en México. Entorno, tendencias y oportunidades”, señala que los beneficios son la protección del patrimonio, al proporcionar mecanismos para su sostenibilidad; acceso a mejores condiciones de financiamiento; otorga un crecimiento estructurado y ordenado; separa las relaciones familiares de los intereses del negocio; incorporar a la compañía a las nuevas generaciones y guía a las empresas hacia la sucesión.

Pero, si el GC es tan bueno ¿por qué muchas empresas lo evitan? Por resistencia al cambio, temor a perder el control y al desconocimiento de las mejores prácticas de buen gobierno, señala el estudio.

Sector financiero, con más GC

Uno de los mitos sobre el Gobierno Corporativo es que es para grandes empresas. En nuestro país, cinco de cada 10 empresas con ventas menores a 301 millones de pesos implementa estas prácticas, revela la Tercera Encuesta de Gobierno Corporativo de PwC México.

Entre las buenas prácticas de los GC están el Consejo de Administración, y los comités de Auditoría y de Prácticas Societarias. La encuesta, en la que participaron 200 empresas, arroja que 85% de las empresas de sector Industrial cuenta con Consejos de Administración, pero apenas 50% tiene un comité de Auditoría y 40% de prácticas societarias. En Servicios, 90% de las organizaciones tienen Consejos de Administración; 69% de Auditoría y 40% de prácticas societarias.


El plan de sucesión es otro gran pendiente. En general, sólo 46% de las empresas consultadas prevé este tema; el nivel más bajo (30%) está en las empresas con ingresos menores a 301 millones de pesos. Sumar a consejeros independientes también tomará su tiempo, las empresas apenas superan los rangos mínimos establecidos por la Ley (37 por ciento).

El 55% de las empresas hace estudios para determinar la retribución de sus directivos y 73% tiene separados los cargos de director general y Presidente de Consejo, una tendencia creciente. Finalmente, el estudio de PwC México, muestra que 64% de las empresas cuenta con mecanismos para identificar, administrar y controlar los riesgos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario