Millennials ignoran políticas de seguridad

Foto: Shutterstock

Para 2025, los millennials (personas nacidas a principios de los años ochenta) constituirán 75% de la fuerza laboral del mundo, proyecta Deloitte Consulting, lo que transformará el ámbito laboral y dictará nuevos comportamientos y maneras de comunicación, sobre todo porque esta generación es propensa a tomar riesgos en cuanto a la seguridad cibernética se refiere.

América Latina posee un gran número de jóvenes millennials cuyas edades oscilan entre los 18 y los 28 años. En México hay poco más de 40.5 millones de millennials, una nueva generación de consumidores y usuarios que apuntan hacia la innovación de la sociedad.

Una de las principales características de los millennials es que siempre están conectados a Internet, sin importar el tipo dispositivo que utilice.

Esto, indica Blue Coat, plantea un nuevo reto para las empresas debido a que esta generación aparentemente no valora la integridad y seguridad de su información personal, comportamiento que trasladan a la organización, por lo que la expone ante cualquier tipo de amenaza.

"Esta actitud resulta ya peligrosa para las empresas y lo será aún más en los próximos años, cuando cada vez más participen en el ecosistema laboral y ocupen los principales puestos en las compañías", opina Daniel Casados, director general de Blue Coat Systems México.

Una encuesta realizada por RSA mostró que más del 70% de los trabajadores de la Generación Y "admiten llevar a cabo una conducta de riesgo" en Internet, tales como la publicación de demasiada información personal y de la empresa en los medios sociales y otros sitios.

Por ello, Blue Coat recomienda a las empresas emprender las siguientes acciones de seguridad:

• Enseñar a las nuevas generaciones sobre cómo trabajar de forma segura desde cualquier lugar y dispositivo, explicándoles la importancia de las políticas de seguridad y la relevancia de éstas para su puesto de trabajo.

•Implementar iniciativas de movilidad corporativa o del tipo “traiga su propio dispositivo”. Asimismo tendrán que buscar aplicaciones móviles aprobadas previamente que no presenten riesgo de pérdida de datos o violaciones de la privacidad.

• Las políticas deben mantenerse y estar alineadas con el negocio de la compañía en todo momento. De lo contrario pueden perder valor si los usuarios no creen que violarlas tiene consecuencias o, peor aún, si consideran que pasar por encima de ellas mejora su productividad.

• Las empresas deben buscar una solución que extienda la protección y las políticas de la red corporativa en cualquier lugar, sin importar si los millennials están trabajando en una portátil en la oficina o desde sus dispositivos móviles en la cafetería.

• Las organizaciones tienen que ser capaz de gestionar las acciones que la generación Y puede realizar dentro de las redes sociales. Por ejemplo, puede controlar que suban archivos adjuntos, fotos o videos, evitando de ese modo riesgos de pérdida de datos involuntaria o riesgos para su reputación corporativa.

[email protected]

CRÉDITO: 
Redacción