México sufre “tormenta perfecta” de talento

Foto EE: Archivo

Nuestro país reportó una calificación de 5.8 en el Índice Global de Habilidades 2014, elaborado por la consultora Hays y Oxford Economics.

México registra déficit en personal con las habilidades necesarias que requieren las industrias de alta especialización, como la energética, de telecomunicaciones, aeroespacial, automotriz, de salud y biotecnología, debido a que las empresas no están desarrollando a su propio talento, reveló un estudio elaborado por la consultora de reclutamiento profesional, Hays.

“La presión –salarial- en las industrias de alta especialidad es muy alta, y es que no todas las empresas que forman parte de estas industrias tienen prácticas depuradas de desarrollo de talento. Cuando todos buscan lo mismo y hay un número finito de gente disponible, se lo queda quien tenga los bolsillos más grandes. Empezamos a tener inflación de salarios por personas que incrementan cada año 20 a 30% su salario, pero es el mismo individuo con las mismas habilidades y conocimientos que pasan de una empresa a otra”, indicó Gerardo Kanahuiati, director general de Hays en México.

Hays presentó su Índice Global de Habilidades 2014, en el que colaboró Oxford Economics, y que por tercer año analiza la situación del mercado laboral y el talento local en 31 países. En éste se miden siete indicadores:

  • Flexibilidad en educación
  • Participación del mercado laboral
  • Flexibilidad del mercado laboral
  • Desajuste de talento
  • Presión salarial general
  • Presión salarial en industrias altamente especializadas
  • Presión salarial en ocupaciones de alta especialización.

El índice otorga una calificación de 0 a 10, siendo el 5 el punto de equilibrio en el que las organizaciones no experimentan falta de talento especializado ni problemas para ofrecer oportunidades laborales. México registra una calificación de 5.8, una leve mejora respecto al 2013 debido a la aprobación de leyes para que el mercado laboral sea más flexible, sin embargo persiste el desajuste en el talento. Si bien, hay un índice de 4.8% de desempleo, el personal disponible carece de las habilidades que demandan las empresas.

“Donde tenemos la mayor presión, lo máximo de la escala que es 10, es en industrias de alta especialización, la flexibilidad del mercado laboral ha empeorado (7.2) a pesar de la reforma laboral, se ha vuelto más complicado contratar gente porque aún no están cubiertas la totalidad de figuras en las que puede trabajar una persona, como es el empleo temporal”, señaló el directivo.

Pymes

Nuestro país presenta déficit de talento en sectores como el de telecomunicaciones, donde se requieren especialistas en infraestructura y sistemas. Los proveedores de la industria automotriz también sufren escasez de personal con habilidades especializadas.

“Con un cliente nos tardamos siete meses en cubrir una plaza y en tres meses esa persona se fue a otra compañía porque se ofrecieron más dinero. En México hay un puñado de personas altamente especializadas. Le decimos a las empresa que se ‘pongan las pilas’ con el desarrollo de su talento. Es raro que lo digamos, porque no ganamos nada con eso, pero cuando no hay talento es como pescar en un río sin peces”, afirmó.

Además, en industrias como la automotriz, los puestos medios tenderán a desaparecer debido al avance tecnológico. “Se va a hacer como un reloj de arena, arriba tengo las posiciones de alta especialización y abajo los de baja especialización. Los de la media van a desaparecer por la tecnología, así que o subimos el nivel de nuestra gente o se va a empujar hasta el fondo del reloj”.

El estudio concluye que México debe desarrollar al personal con las habilidades que requieren las empresas para aprovechar al máximo las reformas estructurales y cubrir la demanda, lo que además permitirá que en el futuro se exporte ese talento a países, consideró Kanahuiati.

“Hoy Estados Unidos está exportando su talento de Asia e India. Nosotros podemos capitalizar su déficit si desarrollamos el tanto que ellos van a requerir en los próximos 10 o 15 años”, propuso.

Suecia es el país con mayor escasez de talento (6.6), seguido de Hungría, España, Estados Unidos (6.3 cada uno), Rusia (6.1) y Alemania (6.0). Los países con excedente de talento, pero sin posibilidad de emplearlo están encabezados por Bélgica (3.8), Italia (3.9) y Singapur (4.1), mientras que en el punto de equilibrio (5.0) están Austria, Polonia y China.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario