Mejores ganancias y más clientes, los beneficios de ser una empresa socialmente responsable

La marca se diferenciará y atraerá la atención de inversionistas. Foto: Especial

Ser responsable con el ambiente y la sociedad es uno de los temas que ha cobrado mayor importancia en las empresas en los últimos años, ya que se ha hecho conciencia del impacto que se puede tener en el entorno y que muchas veces, es de forma negativa. Como parte del compromiso de no dañar alrededor, hoy cada vez más organizaciones se están haciendo socialmente responsables.

Convertirse en empresa que se preocupe por el entorno y las personas, y no solo por el dinero, se ha vuelto prioritario porque además de garantizar un bien para todos, tiene diversos beneficios en el modelo de negocios que se refleja en mejores ingresos, más clientes, buena reputación, entre otros.

“Al aplicar estas prácticas, las organizaciones se convierten en mejores lugares para trabajar. Asimismo, estos modelos pueden llevar a reducir costos, fortalecer vínculos con los clientes y, en términos generales, implica una clara diferenciación de la competencia”, señala Guillermo Cruz, presidente de asesores de consejo y alta dirección y socio de RSM México.

Parte de este compromiso radica en tener ahorros de energía, programas de reciclaje, voluntariado, entre otros.

Los beneficios

Cruz detalla que al tener una adecuada estrategia de responsabilidad social y ambiental, las ventas creen al igual que la productividad, aumenta la fidelización de los clientes y a nivel interno, se crean mejores entornos para trabajar que tiene como resultado mayor motivación y compromiso con la organización, lo que a su vez, reduce la rotación laboral y se atrae a más talento.

Respecto a los clientes, estos se enganchan más a la marca, ya que en los últimos años, se ha preferido comprar a las organizaciones que priorizan su comunidad y el medio ambiente sobre las utilidades.

En promedio, los programas de responsabilidad social corporativa bien diseñados aumentan los ingresos hasta en un 20% e incrementan el compromiso del consumidor hasta en un 60%, revela el estudio realizado por Verizon y Campbell Soup.

Todo esto en conjunto también permite mayores oportunidades de inversión, pues cuando una empresa tiene estas políticas, demuestra interés y cuidado, los inversionistas demuestran su interés para hacer crecer la marca.

“La implementación de estas estrategias puede ayudar a que la marca se posicione y sea valorada como un proyecto con causa social y ambiental. Tener una buena reputación y buenas prácticas puede ser el impulso necesario para llamar la atención de inversores y poder expandirse a nuevos mercados”, agrega Cruz.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario