Mayor salario, la búsqueda de las mexicanas

Foto: Especial

En los últimos años se ha cerrado la brecha salarial entre hombres y mujeres; in embargo, aún no es suficiente, ya que muchas mujeres no obtienen un suelo mayor por su productividad, así como otras prestaciones.

Una encuesta aplicada por Sodexo a más de 4,500 mujeres en el país, reveló que 56% de las mexicanas desean recibir mayor bonificación por su productividad laboral, 42% un seguro de gastos médicos y 35% vales o monedero electrónico para gasolina y alimentos.

“Un plan de prestaciones que se adecue a las necesidades de las mujeres mexicanas como lo son las tarjetas de despensa, gasolina, o monederos electrónicos para restaurantes ofrecen la posibilidad de mejorar su calidad de vida y favorecen su crecimiento profesional”, indicó Thierry Guihard, director general de Sodexo Beneficios e Incentivos México.

Cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indican que la tasa de participación de las mujeres en la fuerza de trabajo es cada vez más cercana a la de los hombres, pero existen algunos factores que siguen fomentando desigualdad entre las condiciones laborales según el género.

Por ejemplo, las mexicanas se ocupan de más de tres cuartas partes de las labores domésticas y del cuidado de los hijos en el caso de quienes son madres, mientras que los hombres destinan solamente un cuarto de su tiempo a estas actividades.

Estas horas de trabajo suelen no ser remuneradas, lo que a su vez disminuyen el tiempo que las mujeres dedican a sus empleos. Por otra parte, en México aún existe una cultura de largas jornadas laborales la cual obstaculiza que madres y padres puedan encontrar un balance entre el trabajo y la vida familiar, en México se trabajan 2,143 horas por empleado, el número más alto entre los 35 países miembros de la OCDE.

Dentro de los resultados de la encuesta de Sodexo destaca el interés de ellas por tener una mayor flexibilidad de horarios (33%), permisos de maternidad (25%) o días de home office (28%), lo que les permitiría poder nivelar su carga de trabajo y sus actividades de hogar.

Por ello, las empresas pueden incorporar dentro de sus políticas los permisos a padres de familia con el objetivo de permitir que los hombres también puedan dedicarse al cuidado de los hijos sin delegar la responsabilidad por completo en las madres, lo que favorecerá a que ellas puedan dedicarse a su crecimiento profesional.

De acuerdo con el enfoque aplicado por la Organización Internacional del Trabajo en materia de igualdad de género deber se tener una perspectiva doble, esto se basa en analizar las necesidades e intereses específicos de hombres y mujeres en su entorno laboral, de tal forma que las empresas puedan desarrollar programas, proyectos y mecanismos institucionales que den respuesta a estas.

Por otro lado, en especial cuando las desigualdades son extremas o están muy arraigadas, se adoptan medidas específicas con respecto a uno de los sexos en particular en las que se involucra a mujeres y hombres, ya sea por separado o juntos.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario