Los perfiles digitales tienen mayor crecimiento en puestos empresariales

Perfiles relacionados con la analítica de datos pueden manejar un sueldo que supera al de los CEOs. Foto: Especial

Ingenieros, matemáticos o estadísticos son algunas de las titulaciones más demandadas, una formación que las empresas dejan en segundo plano: la especialización digital gana la carrera del empleo.

La mayoría de los jóvenes prefiere una profesión tradicional a una de carácter digital y un escaso 12% quiere ser youtuber, influencer o community manager. El 58% desea profesiones que impliquen relacionarse activamente con los demás y sólo uno de cada diez desearía trabajar desde su casa conectado a los demás, mediante redes sociales.

Estos son algunos de los datos del Libro Blanco sobre profesiones del futuro que, realizado por People Excellence y promovido por la Fundación Cinned, será presentado a final de este mes y anticipa Expansión España. El interés de los más jóvenes por empleos tradicionales y sus preferencias chocan de frente con lo que en la actualidad demanda el mercado.

Los perfiles digitales continúan ocupando los puestos a la cabeza entre los más requeridos por las organizaciones. Algunos expertos en selección se atreven a decir que alguno de estos perfiles digitales, sobre todo aquellos relacionados con la analítica de datos, pueden manejar un sueldo que supera al de los CEOs en algunas start up.

Hace unas semanas el informe Game over, transfórmate y gana la partida digital de Altran, confirmaba que 65% de las empresas apuesta por la transformación digital como medio para generar nuevos modelos de negocio; y apuntaba que 55% de las 120 empresas entrevistadas para realizar el informe, cuenta con una agenda digital y una arquitectura y capacidades IT avanzadas. Estos porcentajes justifican el aumento de la demanda de perfiles digitales, una necesidad que supera a la oferta de candidatos disponibles.

Los más buscados

Miriam López, CEO de The Valley Talent -especializada en la búsqueda de perfiles digitales- afirma que las empresas suelen sacrificar la formación de los candidatos en beneficio de la especialización en data o cualquier otra metodología concreta.

Entre los profesionales más demandados por las empresas destacan los blockchain architect, growth hacker, manager en ciberseguridad o el scrum master. La función de este último consiste en mentorizar a los equipos de trabajo hasta llegar a la fase final. María Monge, sénior manager de dicha firma, menciona las áreas de omnicanalidad, márketing digital y big data como las de más auge y en plena burbuja:

"Un auditor con siete años de experiencia puede tener un sueldo inferior al de cualquier perfil digital". The Valley Digital Business es una de las escuelas que están impulsando la formación de estos perfiles que demandan cada vez más las organizaciones.

Fundada en 2009 el ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Internet) fue uno de los primeros centros de formación de negocio digital. Señala como las áreas con mayor demanda de profesionales márketing digital (38,9%), ecommerce (18,2%) y comunicación y contenidos (12,9%). Aunque reconocen que son los sectores de analítica big data y el desarrollo sobre móvil los que mayor crecimiento están experimentando.

Nacho de Pinedo, CEO y cofundador de ISDI, explica que ahora las empresas buscan, sobre todo, profesionales generalistas en el negocio digital y que sean capaces de integrarlo en los negocios más tradicionales:

"También personas que entiendan los entornos CRM y de gestión con el cliente. Además de la visión tecnológica se requieren perfiles que sepan utilizar todas las tecnologías de una manera más estratégica para desarrollar todas las relaciones con el cliente".

A partir del análisis de la demanda de las empresas, desde ISDI confirman que hay profesiones que no existían hace cuatro o cinco años como los especialistas en real time bidding, los performance manager, el customer experience manager o los expertos en mobile marketing.

Formación a medida

La escasa disponibilidad de estos perfiles en el mercado ha provocado que las empresas tomen la iniciativa para formarlos. Es el caso de Cabify, que hace un mes se alió con Ironhack para ofrecer 350,000 euros a través de 10 becas por valor de 7,500 euros cada una, y 150 parciales de entre 1,500 y 2,500 euros. Con este acuerdo pretenden facilitar el acceso a estudios de programación web, diseño UX/UI y análisis de datos a personas sin conocimientos previos en tecnología.

Lorena Pérez, directora del área de orgullo y talento de Cabify, asegura que existe un déficit importante de estos perfiles en el mercado: "El 30% de nuestra plantilla son ingenieros y necesitamos doblar el equipo en los próximos doce meses con 100 más".

La multinacional -opera en 11 países y genera empleo directo a más de 1,600 personas, 320 de ellos en España- demandan profesionales expertos en lenguaje de programación, código y desarrolladores de web. "El data y el área tecnológica son los departamentos en los que requerimos más profesionales", subraya Pérez, quien baraja una horquilla salarial para estos perfiles, en función del candidato y el puesto, que va de los 25,000 a los 35,000 euros anuales. Cabify cuenta con cinco personas en plantilla formadas en Ironhack.

Los expertos reconocen que la burbuja salarial está servida en perfiles muy escasos y cada vez más demandados por un número más elevado de organizaciones

Otra de las empresas que ha apostado por la formación específica para acelerar el acceso al mercado laboral es la agencia Internet República que el pasado 5 de octubre inició la tercera edición del Máster en Search Márketing, un programa de 200 horas lectivas de duración y limitado a un máximo de 8 alumnos.

Carlos Estévez, director de search marketing y analítica web en Internet República, comenta que esta tercera edición responde a la carencia de este tipo de conocimientos entre aspirantes a un empleo en la agencia: "El usuario tiene unos conocimientos teóricos que son insuficientes para aplicarlos en el trabajo diario. Con este máster pretendemos formar a profesionales para que se queden con nosotros, pero no siempre es así. Este tipo de perfil cada vez es más demandado por multinacionales, sobre todo del sector retail o cualquier otro con una apuesta digital. Otros optan por el autoempleo y algunos son fichados por nuestra competencia".

Añade Estévez que el sueldo de estos profesionales depende de su experiencia: "Los junior manejan 18.000 euros brutos anuales, una cantidad que supera los 35.000 en función de la experiencia y el conocimiento digital".

Los expertos reconocen que la burbuja salarial está servida en perfiles muy escasos y cada vez más demandados por un número más elevado de organizaciones.

CRÉDITO: 
Expansión España / RIPE