Lleve su empresa a la transformación digital

Foto: Shutterstock

La transformación digital le brinda a las empresas la oportunidad de crear una marca que de valor al negocio a largo plazo. Además, cuatro de cada cinco pequeñas y medianas empresas (pymes) obtienen beneficios tangibles como el incremento de ventas, reducción de costos, facilidad de acceso a la información, mejora en el servicio al cliente y productividad de los trabajadores.

El estudio Transformación Digital de las Pymes de IDC, realizado para SAP, señala que cerca del 44% de las pymes invierten en tecnología para tener un efecto inmediato y apoyar los procesos actuales; sin embargo, sólo el 7% ha ido más allá de esta integración y ha conseguido resultados duraderos en el negocio.

“En las pymes, la transformación digital podría percibirse como un costo extra a la hora de hacer negocios cuando en realidad es parte del proceso que deben cumplir aquellas que deseen maximizar el crecimiento y la rentabilidad", señala Barry Padgett, presidente del equipo de Pymes de SAP.

El cambio de una empresa a lo digital debe ser parte de la agenda del CEO y su equipo de trabajo. La oportunidad de las pymes va más allá de la publicidad, está en entender a los clientes y saber qué es lo que les interesa de la empresa o producto.

“La tecnología ha cambiado la forma de vida de los negocios, el director debe tomar las riendas del cambio digital porque es quien más sabe del negocio y si él no toma el liderazgo digital de las empresas nadie más o va a hacer”, señala en entrevista Edgardo Méndez Montero, autor del libro Reevolución Digital.

“No existe community manager o empleado que implemente la estrategia digital de forma automática si la transformación no inicia por el líder”.

El autor refiere que los emprendedores aun piensan offline sobre la forma de iniciar nuevos proyectos, cuando cran un negocio lo hacen pensando en una oficina, la forma en que van a adquirir los recursos y realizar las ventas, pero no piensan en digital, situación que requiere cambiar.

“La evolución de los medios digitales y las nuevas plataformas digitales le brinda a las empresas la posibilidad de contar con canales de comunicación, ventas, mercadotecnia y atención al cliente. Las redes sociales dan voz a las personas para compartir experiencias, ya sea buenas o malas, de la marca producto y servicio”, precisa Méndez Montero.


Cómo migrar a lo digital.

No importa el tamaño o giro de la empresa, cualquiera puede digitalizarse. Los negocios tradicionales tienen que evolucionar poco a poco a lo digital, deben analizar las acciones de operación y comercialización y ver cuales pueden migrar, si bien no existe una formula, las áreas como recursos humanos, marketing y ventas son las primeras que pueden pasar a este nuevo modelo.

Por ejemplo, las operaciones pueden automatizarse y las ventas migrar al comercio electrónico para abrirse a nuevos clientes, y ya sea mantenerlo a la par de las ventas tradicionales o replantear el modelo de la empresa para dejarlo únicamente online.

Las empresas, como las agencias de viaje o los medios de comunicación pueden digitalizar sus servicios al trasladar su producto a internert y desde ahí tener clientes o visitas, pero en los servicios más complejos se buscar informar al consumidor desde la página web.

En este caso las empresas pueden colocar formularios de registro, donde a cambio se les dé un pequeño regalo, de esta forma la empresa obtendrá los datos del cliente y puede continuar con un contacto personalizado por correo electrónico o llamada telefónica para cerrar una venta.

“No acaban las cosas en una venta, lo importante es crear una relación a largo plazo, se requiere que el cliente comience una experiencia digital, que valore el producto y lo recomiende, él mismo genera un posicionamiento que va a redituar”, refiere Méndez Montero.

En la actualidad, el usuario es el que tiene el poder, pues él es el eje; sin cliente no hay empresa, marca o medios. En este sentido las redes sociales crean interacción con los clientes y permiten conocer sus necesidades, además de brindarle el producto ideal.

Antes de trasladar la empresa al área digital se requiere conoce al cliente y hacer un perfil del ideal, porque si bien la empresa ya está consolidada, en internert la cantidad de posibles comprador es grande y a cada uno le pueden interesar productos diferentes de la compañía.

Por ejemplo, en Facebook y Twitter se pueden crear campañas dirigidas para un cliente determinado: área geográfica, edad, intereses y sexo. En LinkedIn es posible crear un contacto directo con los directivos de ventas y abrir la oportunidad de negocios, mientras que en Google Adwords se puede crear una campaña con palabras clave en Google a fin de que al usuario que teclee esas palabras llegue de forma directa a la página de la empresa.

Las startups que han crecido de forma rápido lo han conseguido porque conocen a sus clientes. El verdadero reto está en conectar las diferentes áreas de la empresa con la tecnología para lograr el máximo impacto y crecer de forma exponencial.
elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.