Líderes tienen que dar el sí a la inclusión laboral

Foto EE: Zyanya López

Ejecutivas de empresas trasnacionales dijeron que los empresarios deben demostrar que pueden desarrollar una nueva cultura laboral.

La inclusión laboral es un concepto que se fomenta por la responsabilidad de cada uno de los colaboradores de la empresa, pero es un tema con el que deben casarse los líderes de las compañías: “es algo que empieza desde arriba, los directivos deben ser coherentes y no sólo adoptar la bandera de equidad de género, sino demostrar que pueden desarrollar una nueva cultura”, comentó Alejandra Alcocer, directora general de Pepsico Strauss JV Obela.

Durante su participación en el panel “Acciones para impulsar la inclusión laboral”, en el Women’s Forum México 2016, la directiva enfatizó en la formación de estructuras y prácticas que marquen un cambio de mentalidad; hay que asegurarse de que lo que comienza en la esfera más alta no se rompa, porque entonces difícilmente llegaría a los niveles más bajos de la organización.

La labor del líder, dijo, va más allá de responder a una necesidad de cambio en el negocio, de crear espacios colaborativos y formar un equipo incluyente: “se trata de construir ciudadanías empresariales, es decir, grupos de individuos que compartan responsabilidades y donde se genere la idea de que si le va a bien a uno, nos va a bien a todos”, indicó Sandra Zuluaga, vicepresidenta de Recursos Humanos de AXA México, quien argumentó que es precisamente en este concepto donde nace la inclusión laboral.

Y es que el tema de la ciudadanía empresarial está ligado a como jalar a la gente, hacerla parte de una comunidad; “como mujeres, algunas veces estamos obligadas a caminar solas, pero aquí entra la labor del líder de generar las condiciones necesarias para que todos asuman, compartan y respeten a sus colegas sin importar el género”, complementó Zuluaga.

Buenas prácticas

Bárbara Anderson, directora de Innovación Editorial en Grupo Milenio, mencionó que empresas como Apple y Facebook, donde 70% de los colaboradores son hombres, encontraron un método que hasta ahora ha resultado efectivo: otorgar un bono de hasta 20,000 dólares a las mujeres para que congelen sus óvulos y sean madres en otro momento, con el objetivo de desarrollarse profesionalmente.

Las panelistas coincidieron en que si bien podría haber iniciativas como practicada por esas empresas tecnológicas que pudieran ser polémicas para la cultura mexicana, es importante que en las empresas nacionales se empiecen a generar estrategias que eliminen el síndrome de la “doble carga”, es decir, la responsabilidad que adoptan las mujeres de crecer profesionalmente sin descuidar su vida personal y familiar.

“Al ser minoría, las féminas requieren de incentivos que les permita disfrutar su papel como profesionistas, pero también el de madres y esposas –de ser el caso–. Quizá trabajar una hora más de lunes a jueves y salir temprano el viernes o después de laborar por cinco años en una compañía, tener derecho uno sabático, pueda ser el primer paso”, refirió Dolores Prado, CEO de El Salvador y jefa del Clúster de América Central de Holcim.

Finalmente, Lorena Guillé Laris, directora ejecutiva de Fundación Cinépolis y madre de tres hijos, aseveró que el tema de las licencias de maternidad debe mejorar, “una encuesta realizada por Twitter y PwC indica que alargar el periodo de licencia baja el estrés de los padres en 50 por ciento. Entonces, ¿por qué no en lugar de tres, les damos cinco meses?”, cuestionó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario