Un líder efectivo conoce a su equipo de trabajo

Para tener un mayor acercamiento con los colaboradores, Sam’s Club trabaja como si fuera una compañía pequeña. Foto: Cortesía.

La base de una empresa exitosa y eficaz va más allá de una estrategia comercial, se trata de atender al recurso más importante: los colaboradores, a quienes hay que saber motivarlos para que tengan un mejor desempeño y no quieran irse de la compañía, pero ¿cómo lograrlo?

Para Mauricio Arnábar, vicepresidente senior de Sam’s Club, las estrategias de motivación no se pueden aplicar para todos los empleados, ya que cada uno se motiva de forma diferente y como buen líder, hay que saber qué necesita cada quién.

“Un líder efectivo debe conocer a sus equipos de trabajo, tener interés genuino en ellos, compartir un propósito y saber cómo dar a cada quien la motivación que necesita”, explicó en entrevista con El Economista.

Mientras que para algunos la motivación puede radicar en el aspecto económico, para otros puede ser mayor flexibilidad, diferentes incentivos o el reconocimiento constante. Lo importante es escuchar sus preferencias e inquietudes.

Saber hacer esto evitará que la rotación laboral se incremente, porque los colaboradores sabrán que sus líderes se preocupan por ellos, lo que aumentará su compromiso y se sentirán protegidos, porque al final “el empleado no renuncia a las empresas, sino a sus jefes”.

En una empresa como Sam’s Club, en la cual Mauricio se ha desempeñado por cinco años y 22 en Walmart, uno de los pilares fundamentales de motivación es la participación de los líderes para capacitar a los colaboradores y que así desarrollen mejor sus habilidades y aprendan sobre liderazgo, lo que mejora la relación entre los equipos de trabajo.

Por ejemplo, en el 2018, reunieron a todos los colaboradores y por dos semanas, recibieron pláticas, talleres y experiencias de líderes para tener un mejor desempeño en cada club del país.

“Estuvieron presentes el CEO de la empresa y otros líderes, quienes compartíamos nuestra experiencias enfocadas en la cercanía de trabajar con la gente, la importancia de colaborar y sobre todo escuchar a los equipos de trabajo”, dijo.

Valorar talento

Otra clave fundamental es saber valorar el talento sin importar nada más, por lo que Sam’s Club tiene una posición muy firme en cuestión de inclusión y diversidad.

En este sentido, Mauricio indicó que actualmente Walmart ya no se enfoca solamente en una entrevista o perfil al buscar talento, sino que quiere gente con diferentes bases, con experiencia en otras áreas y habilidades que no forzosamente sean del puesto a ocuparse.

“Nosotros nos basamos en valores, especialmente en cuatro que son: respeto, servicio a nivel clientes y entre nosotros, excelencia e integridad, pero nuestro principal valor sin duda son las personas”, indicó.

Ejemplo de ello es la inclusión de las personas con discapacidad y que pertenecen a la empresa, las cuales suman a nivel nacional, más de 1,000 dentro de Walmart y 300 sólo en Sam’s Club aproximadamente donde cuentan con las instalaciones y requerimientos necesarios para ejecutar eficazmente sus labores.

Asimismo, otra forma de trabajo que les ha ayudado a tener éxito es que a pesar de ser una compañía grande, trabajan como si fueran una empresa pequeña, donde la comunicación es abierta, no existen las jerarquías, hay más libertad y flexibilidad, y se tiene mejor cercanía con los colaboradores.

“Lo que buscamos es funcionar como una compañía pequeña, muy cercanos y con comunicación muy abierta porque cuando se ejecuta bajo jerarquías, se hace lo que el director general decida y se pierde la oportunidad de ser mejor y escuchar a todos los colaboradores”.

Por ello, para Mauricio la mejor forma de trabajar con los colaboradores y hacer crecer a la empresa es convertirse en un buen líder que sobre todo, tenga humildad.

“Un líder debe tener humildad porque se trata de escuchar. Las ideas vienen de todos los lugares y un líder debe desarrollar la capacidad de escuchar y entender que no son sus ideas y posición lo que enriquece al negocio, sino que a través de juntar ideas de la gente, se puede tener una empresa más inteligente”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario