Knowmad, el nuevo perfil de empleados del siglo XXI

Foto: Shutterstock

Los trabajadores requieren estar completamente digitalizados y activos en las redes, así como potencializar su creatividad e innovación en propuestas.

Los tiempos cambian y las formas de hacer las cosas también, sobre todo en el trabajo. Hoy ya no realizamos procesos laborales como los de antes, ahora contamos con el apoyo de la tecnología que nos permite hacer actividades en menor tiempo, de una forma más eficaz y en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, muchas empresas se han resistido al cambio y de continuar así, en los siguientes años cerrarán cuatro de cada cinco compañías alrededor del mundo, según revela Raquel Roca, autora del libro KnowMads, los trabajadores del futuro.

“Como consecuencia de la revolución tecnológica, han emergido nuevos modelos de negocio tecnológicos que han provocado una disrupción muy fuerte a las compañías tradicionales, desde Google hasta Facebook, entre otros”, dice en entrevista.

Infortunadamente en muchos casos, no adaptarse a los cambios ha provocado el cierre de muchas compañías en el mundo, por ejemplo, Kodak quien a pesar de ser líder de la fotografía durante el siglo XX, no apostó por el formato digital por temor a que la ausencia de carrete afectará su negocio. En ese momento empresas como Sony, Nikon y Canon, se apoderaron del mercado.

Otro ejemplo es Olivetti, la compañía especializada en máquinas de escribir y calculadoras que fue famosa en el mundo, pero que no se adaptó a la invención de la computadora.

Nokia fue otra empresa que no quiso innovar en el sistema operativo para los “smartphones”. Cuando la compañía comprendió la importancia del cambio, ya había sido superada por Samsung y Apple como líderes en telefonía móvil.

Ya no se trabaja como antes

La especialista indica que las nuevas startups y pymes ya no utilizan el modelo de trabajo antiguo, sino que ahora cuentan con oficinas más abiertas y colaborativas; dejan de lado las jerarquías y sistema burocrático; tienen sus servicios o productos de forma eficiente en el mundo digital; y cuentan con una mayor humanización con los empleados a través de políticas de flexibilidad, el home office y el fomento de la autonomía personal.

“Al fomentar la autonomía y tener un trato más humanizado, los empleados tendrán un mayor bienestar y felicidad, lo que a su vez aumentará la productividad.”

La especialista detalla que miles de trabajadores en el mundo sufren de estrés e insatisfacción por sus empleos, debido a que no sienten una conexión con su empresa, compañeros y la actividad que realizan.

“Esto se debe a que muchas empresas, pequeñas y medianas todavía están operando como empresas del siglo pasado, aquellas concebidas desde una perspectiva industrial, muy jerárquicas, sistémicas donde el empleado está obligado a estar ocho horas sentado en la misma oficina. Este trabajo contrasta con la forma que tenemos de vivir fuera, donde somos más digitalizados, nos comunicamos rápidamente y estamos en internet”.

Knowmad, la clave del cambio

Lograr el cambio de la forma de trabajo no es difícil, pues según Roca, sólo se requiere de un cambio de mentalidad y convertirse en un “Knowmad”.

Knowmad” es un término que mezcla la palabra Know (conocimiento) y Mad (nómada), que describe al profesional del siglo XXI, aquel con autonomía que se caracteriza por no querer trabajar en sólo una empresa y realiza distintos proyectos simultáneamente; está 100% digitalizado, es muy activo en las redes y comunidades, y que aporta un valor añadido a su trabajo porque para ellos es muy importante potenciar la creatividad y novedad en sus propuestas.

Roca detalla que cada vez son más las personas que deciden trabajar de manera independiente, al grado que para el año 2020, 45% de la fuerza laboral mundial va a tener este perfil sin importar la edad que se tenga.

“Cuidemos nuestra empleabilidad. No podemos dejar nuestro futuro profesional en manos de otros. Tenemos que ser responsables de donde vayamos a estar pasado mañana y que nos vaya bien, eso significa entender que estamos en una era de transformación y que implica que nosotros debemos seguir creciendo y evolucionando y no pasa nada”, concluye.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.