Joven y experimentado, el mix de un equipo competitivo

Foto EE: Araceli López

Braulio Arsuaga Losada pertenece a la generación de CEO’s para la que el equipo de trabajo es esencial para tener una empresa competitiva. El director general de Grupo Presidente hace a un lado las jerarquías verticales y opta por un estilo de liderazgo más participativo, en el que “escuchar” es condición elemental.

“Para mí, uno de los puntos fundamentales es el equipo, muchas veces eso es lo que se ve o se dice en los libros de texto, pero en mi caso realmente ha hecho una diferencia tremenda”, expone el directivo de 45 años, quien en 2013 tomó las riendas del grupo hotelero, conformado por las marcas Presidente Intercontinental, Holiday Inn, Holiday Inn Resort.

Comandar las juntas de la empresa integrada por 11 hoteles (3,500 habitaciones) y tres restaurantes “no es un paseo por las nubes”, pero suele ser divertido porque “son peleas muy interesantes”, señala Arsuaga Losada, durante una entrevista en sus oficinas de Campos Elíseos.

Expone algunas características de sus directivos: “Llevamos mucho tiempo trabajando juntos, es un equipo de personalidades y visiones totalmente diferentes, muchas veces. De repente puede ser un reto conciliar esas visiones, llegar a un acuerdo, pero eso es también lo divertido”.

Experiencia, ganas y voluntad son los rasgos que más valora Braulio Arsuaga: “No quiero decir que sea fácil liderar un equipo así, pero te lo haces más sencillo cuando sabes que tienes gente con voluntad y ganas de hacer bien las cosas”.

El cuerpo directivo de Grupo Presidente, abunda el CEO, está en su cuarta década de vida o menos, y “creo que eso ayuda mucho, porque somos un equipo joven, pero a la vez muy experimentado. El director de Operaciones, Julien Devarle, es un francés que tiene 43 años de edad y 24 años en la industria hotelera; ha estado en diferentes lugares del mundo: América Latina, México, Estados Unidos, Francia. Es un equipo experimentado, con ganas y voluntad, para mí eso es muy importante”.

Por su edad, Arsuaga Losada es parte a la también llamada “Generación MTV”. Los estudiosos dijeron que estos jóvenes cuestionaban el sentido de la vida, eran cínicos y apáticos. Muchos se equivocaron, los nacidos entre 1965 y 1980 demostraron tener apetito por el éxito, ansias de estabilidad económica y una vida equilibrada. Se llevan bien con la tecnología, desconfían de las jerarquías y privilegian los acuerdos. Muchos de ellos hoy están al frente de importantes empresas.

La manera del CEO

The Wall Street Journal señaló en un artículo que, entre los rasgos esenciales de los CEO’s que están por debajo de los 50 años de vida, se encuentran su manejo de la tecnología y su propensión para atraer y retener el talento joven, algo que ha hecho bien Satya Nadella, CEO de Microsoft, y quien es considerado una estrella de la Gen X.

— ¿Cómo resuelve un líder de la Gen X los problemas del día a día? Se le pregunta al directivo, quien responde: “Si hay diferencia, no la veo. Una de las cosas que trato de hacer y no sé si sea por cuestiones de generación o de forma de ver las cosas, es incluir y escuchar a la gente que me reporta. Hace poco me decía un arquitecto con el que tenemos un proyecto que vamos a incluir que lo que más le gusta de mi es que escucho a la gente, incluso cuando no tengo la razón. Mi equipo es muy bueno, y a pesar de las diferencias que llegamos a tener, mal haría en no escucharlo. Muchísimas cosas se hacen en las que no estoy de acuerdo”.

—Pero en algún momento se impone el jefe ¿no? Muchas veces sí tienes que decir no, es por acá, o tienes que dar los lineamientos tú, pero a final de cuentas es un liderazgo participativo, no es un tema de imposición.

Uno de los retos de la gestión de Braulio Arsuaga es llevar a cabo el Plan de Negocios de Grupo Presidente. “Es como mi Biblia”, sostiene. El plan se aprobó en diciembre del 2013 y con cuatro líneas estratégicas y múltiples tareas. “La tarea del día a día y ejecutar el plan de negocios ha sido un tema interesante para todos, y sí, ha sido complicado gestionar las cosas del día a día, pero lo hemos hecho perfecto, en tiempo”.

—¿Qué se le exige hoy a los líderes del sector hotelero? El mundo del turismo es súper cambiante, está súper fragmentado en grupos hoteleros o de operación, como nosotros que no tenemos una marca sino que manejamos hoteles de diferentes marcas, como franquicias, y siempre con marcas internacionales. Yo diría que uno de los temas que debemos ver todos los días es el de estar actualizados sobre tendencias, en sistemas. Al estar fragmentados, alguien te puede comprar en Hawái, en México o en China y tú tienes que estar actualizado para poder vender una experiencia al cliente, a eso nos dedicamos, a vender experiencia y cumplir la expectativa del huésped. La actualización es en todos sentidos, y es muy importante.

— ¿Crees que haya algo que caracterice al CEO mexicano? Acabamos de negociar la extensión de la marca y todos los días estamos negociando cosas. El ejecutivo mexicano es igual que todos, tenemos buena preparación, estamos actualizados, somos innovadores. Las formas sí pueden ser diferentes, como latinos podemos ser menos formales que los directivos asiáticos o estadounidenses. Ahora estamos haciendo muchos negocios con España y te puedo decir que encuentro una similitud mayor con ellos que con los de Estados Unidos. Lo que nos caracteriza es que somos menos formales, no es que incumplamos fechas, sino que vemos el negocio y –al final- siempre hay un chiste en la mesa.

—Perteneces a una familia de empresarios –Ángel Losada Moreno, dueño de Grupo Gigante, es su tío y Ángel Losada Gómez, fundador del grupo, fue su abuelo- ¿Qué significa eso cuando se tiene que cumplir ciertas expectativas? Nosotros tuvimos un buen ejemplo con mi abuelo, como empresario y como ser humano. Creo que todos los que están en mi familia trabajan con ese ejemplo y no sé si sea la palabra, pero para rendirle tributo. Es un legado y está muy arraigado en mi familia.

Tenemos mucha comunicación de negocios, nos sentamos en consejo societario y se ve todo con mucha apertura, crítica positiva y negativa también. Muchas veces digo que el deporte de mi familia es criticar los hoteles (comenta entre risas).

—¿Tus mentores están dentro o fuera de tu familia? Dentro y fuera, soy una persona que trata de estar actualizado. Creo en hacer un alto y tomar un curso o un diplomado, por cierto hace cuatro años que no lo hago, pero es un tema de estar escuchando a líderes, experiencias e ir a la Universidad. Todos aquí hemos ido a –la Universidad- Cornell, a pesar de nuestro trabajo, tenemos que actualizarnos a través de profesores, libros y colegas.

Zentro, la innovación

Cuando Braulio Arsuaga tomó las riendas de Grupo Presidente heredó también el equipo directivo, con el tiempo le fue inyectando sangre nueva: “El director de Desarrollo, el de Ventas llevan un año aproximadamente, el de Recursos Humanos tiene dos años. Ellos trajeron un brío diferente al equipo, ha sido muy estable y todos venimos de diferentes posiciones dentro de la compañía”.

De hecho, Arsuaga Losada fue Director Comercial en Grupo Presidente antes de asumir como su director general. Además de nuevos colaboradores, el CEO echó mano de más tecnología para acelerar la gestión y la toma de decisiones. Y también, la innovación.

Zentro es un nuevo concepto de hotel dirigido a los huéspedes Millenials, a quienes no disgustaría ceder unos cuatros metros cuadrados de espacio por conectividad: habitaciones de 14 metros cuadrados –el estándar es de 22 a 35 metros cuadrados- a cambio de comodidades como Wifi.

Aunque aún bajaran concepto arquitectónico, ya está el nombre –con el visto bueno del Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual- el estándar y los manuales. El siguiente paso será el levantamiento del capital para llevarlo a cabo. El objetivo es tener 10 hoteles de 100 habitaciones.

Braulio Arsuaga analiza el salto tecnológico que se ha dado en el sector turístico. No hace mucho, hacer una reservación implicaba ir a una agencia, ver una serie de folletos y escoger un paquete. Internet y el comercio electrónico ha hecho todo más dinámico, el usuario reserva cuando quiere y donde quiere, al precio que más se ajuste a sus posibilidades y armar el paquete según sus deseos.

El turismo, señala, crecerá este año más que el PIB nacional: 4.3%, cifra no vista en 10 años. Pero aún requiere conectividad, infraestructura, sistemas e innovación.

—¿Qué nos falta ver en México? Es difícil saberlo, muchas marcas son globales y traen sus estándares. La innovación que hay en “x” ciudad viene con nosotros, los huéspedes la exigen.

Pero esos mismos clientes hoy también prestan más atención a la sustentabilidad, por ello “hacemos trampas de aceite, tenemos plantas de agua, energía solar, tratamiento de basura, pronto tendremos cogeneración de energía. Es importante no sólo por respeto al planeta, sino porque muchas personas quieren ver eso en un hotel para que se queden”.

CEO de tiempo completo

Braulio Arsuaga revela que no duerme mucho. Su día comienza con ejercicio. A las 8:30 parte a la oficina y no regresa a su casa hasta las 8:00 de la noche. “Lo que no me gusta de mi día es que tengo muchas comidas, preferiría ir a mi casa a comer”.

“En la oficina trato de no estar solo, siempre estoy trabajando en proyectos, con grupos, me gusta estar en juntas de todo… trato de estar con la gente que me reporta o me voy con los de Ventas y les pregunto cosas. Yo vengo de esa área y me gusta cerrar negocios. Ahorita estamos cotizando para el Papa, la fórmula E, cerramos la fórmula 1, yo me meto mucho en esos negocios”.

Al llegar a su oficina, al lado de la puerta cuelga una poderosa imagen en blanco y negro de un camión en llamas, es del conflicto en Oaxaca en 2006 y el autor es el fotógrafo y documentalista Antonio Turok. De izquierda a derecha, se observan más obras de grandes proporciones y en diferentes texturas. Al traspasar el umbral, en las dos paredes que no son de cristal cuelgan dos cuadros más, uno de ellos, de Sergio Hernández, en el que se ve a un toro en movimiento y que se halla frente al escritorio del empresario, fue la primera que éste compró.

—¿Cómo elige sus pinturas? La foto del cambión incendiándose es impactante… me llamó la atención porque conozco a Antonio y de hecho tengo dos fotos de él y me contó cómo salió a hacer las fotos. Fue en el peor día del conflicto y si te fijas no hay ni una sola persona ahí, se estaba quemando el camión solo en el centro.

La otra –de Sergio Hernández- fue el primer cuadro que compré en mi vida y resultó ser una buena inversión. Me acuerdo que pasé muchas penurias para poder comprarlo, no tenía casa y lo tuve guardado mucho tiempo.

No es lo único. En los libreros y otros muebles hay reconocimientos al Grupo Presidente y su CEO, egresado de Administración de la Universidad Anáhuac, que le entregó la Medalla Liderazgo en Turismo 2014. Hay también varias máquinas de escribir con al menos medio siglo de antigüedad, que tomó “prestadas” de la colección paterna. También hay reminiscencias a los toros, las luchas y el cine.

—¿Son sus pasiones, tiene vocación de artista? No, para nada, no tengo ni media vocación de artista, pero me gusta mucho. Me gustan mucho los toros, correr aunque lo he dejado un poco. Corro en maratones, el próximo año voy a hacer dos. Me gusta el deporte en general, viajar y comer, esas son mis pasiones.

El gusto por la pintura le viene de familia. Su padre, Braulio Arsuaga Tellechea, fue un amante de la pintura. Sobre el cine, el CEO fue productor ejecutivo de Cantinflas, experiencia que no repetirá, su siguiente será un documental sobre la ética y civismo de los mexicanos, como una forma de recordar lo que hemos dejado atrás y el legado para generaciones futuras.

—¿Qué libros lee? La verdad es que nada más leo el periódico –recibe dos distintos ejemplares- mi esposa me odiaba porque nada más leía puros libros de negocios, pero ahora el periódico nada más, y veo mucho documental en el avión, porque viajo mucho, de ahí nació la idea del documental. Del periódico leo siempre la sección de Negocios y después la de Deportes.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario