Jean Urbain: una nueva generación de liderazgo

Jean Urbain Hubau, director general de Edenred México. Foto: Cortesía

Con 34 años de edad, Jean Urbain Hubau se convirtió en el funcionario más joven en ocupar el cargo de director general de Edenred México, empresa de origen francés dedicada a la gestión de servicios de prepago para compañías.
Su llegada a nuestro país parecía ser sólo una escala más en el largo itinerario de este joven directivo que ya consideraba la región de Asia y países como Australia, Francia y Brasil. “Tenía la idea de que por ser Latinoamérica sería muy parecido a Brasil, país donde pase cinco años”, comenta el empresario.

Sin embargo, comprobó que la realidad es otra. Pronto pudo constatar que en México rigen formas muy similares a las que se practican en Norteamérica: trabajo jerárquico y formal. Jean Urbain encontró a una sociedad efervescente, con jóvenes de espíritu dinámico, conocedores del mundo tecnológico que, no obstante, carecen de espacios adecuados para desarrollarse profesionalmente.

“Me advirtieron que en este país ni siquiera podías ir a una junta sin corbata, algo a lo que yo no estoy acostumbrado (…) los comportamientos son muy diferentes, fue un arribo interesante”, explica.

Su primera experiencia fue comprobar que para los empleados era un hecho poco común el que un joven ocupara un puesto de tan alto nivel. De ahí surgió su primer reto, precisamente el demostrar que un jovencito era capaz de tomar decisiones y responsabilizar a los colaboradores.

“No fue fácil, la gente no estaba acostumbrada a asumir responsabilidades, muchos se perdían y hacían las cosas mal, pero esto no implicaba que recibirían un castigo por el error, al contrario, se les motivaba a seguir adelante; algunos lo asumían, otros decidían retirarse”, comparte Urbain Hubau.

Un millennial al mando

Al nacer en 1980, el directivo francés se convierte en un integrante más de la Generación Y o Millennial, individuos que se caracterizan por mantener un equilibrio en la vida personal y profesional, que no buscan un horario fijo de oficina y que prefieren la autonomía y el manejar planes de compensación personalizados.

Consecuente con su filosofía laboral, Jean Urbain, al tomar las riendas de Edenred, implementó un programa de flexibilidad laboral, de manera que cada trabajador organizara sus propios tiempos dependiendo de sus necesidades.

“No queremos que las personas trabajen en un horario de ocho a seis, ellas deciden si entran y salen más tarde o más temprano, si laboran en casa; lo que nos importa es que estén comprometidas, que cumplan con sus obligaciones y sean productivas”, detalla el joven empresario.

Urbain Hubau es un ejemplo vivo: se organiza de manera específica que pueda trabajar por la mañana y convivir con su esposa y sus dos hijos pequeños por la tarde.

Otra característica específica de los millennials es que no aceptan como tal un concepto de jefe, respetan el liderazgo, pero aprecian a aquéllos individuos que trabajan en equipo. Con esta premisa, el directivo decidió realizar cambios en las instalaciones de la empresa y renunció a su oficina de 70 metros cuadrados, con baño personal para poner el ejemplo e impulsar a los demás líderes a laborar de manera colaborativa.

“Ahora todos los directores estamos juntos en una oficina, si bien hubo resistencia por parte de algunos colegas, terminaron por aceptar que la empresa funciona bien y la comunicación entre nosotros es más directa”, expresa.

¿México está preparado?

Para Jean Urbain Hubau México aún enfrenta rezagos en el rubro del cambio organizacional y generacional en las empresas. El principal hándicap es el que las personas creen que es muy difícil tener este tipo de cambios, que no se pueden realizar.

“Hay creencias equivocadas de que en sociedades formales no se es posible implementar una nueva manera de trabajar, pero no se dan cuenta que es mucho más fácil hacerlo en México que en Europa, ya que a pesar de ser jerárquicos, trabajan de manera colaborativa y se encuentran abiertos a nuevas modalidades”, refiere el director general de Edenred México.

Jean Urbain ha sido bien recibido en el país. Sabe que su juventud y su forma de pensar siguen generando resquemor y disgusto en algunas personas, sin embargo, un año de su llegada a suelo azteca, se muestra satisfecho por liderar un grupo entregado y capaz de contribuir con la sociedad.

“Nos es fácil llegar a hacer cambios, hasta ahora hemos logrado el 30% de los que queremos hacer y aunque ya haya mejoras visibles, falta mucho por modificar”, concluye el joven empresario.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario