Instagram como herramienta para crecer negocios

Foto: Especial

Las redes sociales han cambiado la forma de comunicación, consulta y difusión de información, por lo que han cobrado un papel fundamental en la vida de todos e incluso se están utilizando con otros fines, por ejemplo, comercio electrónico.

De acuerdo con el estudio Retos del e-Commerce México 2017, los smartphones han tenido una penetración en los mexicanos de 61.1%, lo que ha permitido que 88% de las personas que compran por Internet los utilicen como medio principal. Para el 2019, se calcula que la inversión publicitaria en teléfonos aumentará de los 0.39 millones de dólares a 1.7 millones.

Sin embargo, una tienda no tiene que invertir tanto dinero para dar a conocer sus producto, solo basta de creatividad y de usar al máximo todos los recursos a la mano, como lo hace Natalia Friedman, creadora de la tienda de ropa para mascotas Hummus & Soy Sauce, quien utiliza Instagram para dar a conocer sus productos de una forma diferente.

“En Instagram hay perros conocidos como ‘modelos’ quienes son fotografiados de diferentes formas. Lo que hago es ponerme en contacto con los perfiles con altos números de seguidores, les ofrezco algunos diseños para que los utilicen en sus sesiones y que a cambio den el crédito de la tienda”, detalla.

Añade que gracias a esta estrategia, 15 modelos han portado sus diseños, lo que le ha permitido tener presencia no sólo en México, sino también en Chile y Hong Kong, además que está en pláticas con empresarios de Corea.

La historia de Natalia es como la de muchos emprendedores que no estaban conformes con sólo trabajar, sino que buscaba algo que realmente le apasionará. Tras buscar, combino sus dos más grandes pasiones: su carrera enfocada de humanidades y arte, y el amor por los animales.

Así, decidió diseñar ropa para mascotas y crear la tienda, cuya inspiración provino de su perro Hummus y su gato Soy sauce, quienes también son imagen y modelos de la marca.

Los productos

Desde que comenzó el proyecto en 2015, Natalia se ha caracterizado por crear diseños diferentes y artesanales como suéteres, playeras o hasta batas de baño, que han sido muy bien aceptados por los usuarios. Asimismo, ofrece accesorios y productos naturales de spa como pomada para los cojinetes y shampoos, los cuales realiza un amigo con quien unió esfuerzos.

Los productos son realizados por tres mujeres que hacen cada diseño a mano, por lo cual en ocasiones el stock no es tan amplio, aunque aun así cuenta con diferentes puntos de venta en la República Mexicana.

En la Ciudad de México hay dos sucursales y tres distribuidores; dos en Querétaro y uno en Puebla y Jalisco. Las demás ventas, se realizan a través de la página web y bazares.

Amor por las mascotas

Uno de los retos a los que constantemente se enfrenta Natalia es que el negocio no se ve como algo serio, pese a que la industria del cuidado de mascotas ha crecido en los últimos años, en promedio 36.1 millones de pesos en ventas de diferentes áreas durante 2016, según revelan datos de Euromonitor International.

Otro inconveniente son las críticas sobre la humanización de las mascotas o los “perrhijos”, cuando se prefieren a las mascotas en lugar de hijos y se les dan cuidados como si fueran humanos.

“Se trata de un acto de amor y protección. Como dueño debes saber qué le gusta a tu mascota y respetarla. Si ves que le molesta estar vestida, no debes obligarlo. También hay algunas razas que no necesitan ropa debido a su pelaje y tampoco hay que forzarlos”, resalta.

En este sentido, para Natalia lo más importante es cuidar a la mascota y llenarla de amor sin caer en actos que molesten al fiel compañero.

“Es un juego donde no hay que ridiculizar. El objetivo es que las mascotas lo disfruten y que permita un mejor acercamiento entre el dueño y el perro”, concluye.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.