Influencia silenciosa, talento de introvertidos

Foto: Shutterstock

Los introvertidos viven en un mundo diseñado para extrovertidos, la influencia silenciosa es la herramienta que explota las características naturales de las personas retraídas para triunfar en la vida laboral y social.

¿Las personas introvertidas pueden influir en las personas y cambiar con ello su comportamiento o formas de pensar? De acuerdo con Jennifer B. Kahnweiler, autora del libro “Influir silenciosamente”, la respuesta es sí. Y existen diversos ejemplos para reforzar esta afirmación.

La conferencista internacional, especialista en desarrollar y potenciar la influencia que tienen los líderes introvertidos, la llamada influencia silenciosa puede cambiar la vida laboral y social de cualquier persona, al potenciar sus cualidades naturales.

Según la autora, el mundo privilegia a las personas que presumen sus éxitos, improvisan, alzan la voz para hacerse escuchar, que pasan tiempo tejiendo sus redes sociales. En un ambiente así, las personas introspectivas tienen pocas oportunidades, son relegadas y casi siempre ignoradas.

Pero ¿para qué deberían las personas introvertidas salir de su silencio? ¿qué pueden aprender los extrovertidos de este tipo de gente? Al sacar provecho a sus calidades natas, las personas introvertidas pueden mejorar sus oportunidades laborales y generar redes sociales de mayor calidad. Las personas de personalidad abierta en tanto pueden aprender de estos y poner en práctica algunas de las cosas que los hacen diferentes.

LA HORA DE LOS INTROVERTIDOS

El mejor ejemplo del líder introvertido que alcanzó el éxito es Tim Cook, CEO de Apple. De estilo tranquilo y comedido, muy contrario al de Steve Jobs, fundado de la empresa, Cook impresionó en 2011 a inversionistas al entrar a sala de juntas, durante la exposición de otro directivo de Apple. El recién nombrado timonel de Apple escuchó en silencio, sentado al final de la sala y sin hacer uso de su teléfono celular para consultar su correo.

Cook no interrumpió en ningún momento. Al terminar el directivo se puso de pie para ofrecer sus sugerencias y se dirigió a los asistentes con estilo práctico y serio, respondió a todas las preguntas sin rodeos, sin eludir una sola de ellas.

Y es que según Kahnweiler, influir en las personas no implica obligar a las personas a ver las cosas como nosotros las vemos, sino aprender de otros y negociar una solución compartida, lo que exige paciencia, planificación y perseverancia.

“Si todos pensamos que la única manera de hacer las cosas es gritar cada vez más alto y ser la estrella del espectáculo, nos perderemos las oportunidades de escuchar, aprender y responder reflexivamente”, indica.

Según la experta, las condiciones están dadas para practicar la influencia silenciosa: existe la necesidad de transmitir un mensaje clave, es decir, sin importar cuál sea nuestra posición o tipo de personalidad debemos conseguir que otros escuchen nuestras ideas de manera eficaz. Además, la globalización demanda encontrar múltiples maneras de influir en un conjunto cada vez más dispar de colegas y clientes.

El mundo virtual se ha convertido en un aliado de las personas introvertidas, al permitirles usar sus puntos fuertes y gestionar mejor su comunicación y la creciente competencia demanda a las empresas encontrar enfoques innovadores y frescos, por lo que es necesario fortalecer al recurso humano y dedicar más tiempo a escuchar en lugar de hablar.

Tensión Israel -Palestina

LAS FORTALEZAS DE LOS INTROVERTIDOS

Kahnweiler identifica seis puntos fuertes que pueden aprovechar las personas introvertidas para dejar su huella

*Buscar el momento de calma: este lapso permite liberar los pensamientos creativos, sustenta la energía, aumenta la comprensión y ayuda a mantener la concentración.

*Preparación: dedicar momentos de calma a reflexionar sobre su propósito, trazar un plan y una estrategia para influir, que incorpore la atención al detalle y una forma estable de gestionar el cambio.
*Escucha activa: contribuye a la capacidad de influir en los demás, al ayudarles a aumentar la comprensión de las situaciones, profundizar en la empatía y obtener credibilidad.
*Conversaciones centradas: significa dialogar con una idea concreta y combinar la escucha y la reflexión con propósito.
*Escritura. La escritura puede contribuir de cuatro maneras a nuestra capacidad para influir: al clarificar nuestra postura, defenderla, conectar con otros y motivarlos para que actúen.
*Uso juicioso de los medios sociales: estos permiten a los introvertidos organizar sus pensamientos a su propio ritmo, y se muestren selectivos sobre dónde y cuándo ponerlos en práctica.

En conclusión, los puntos fuertes de los introvertidos son un instrumento poderoso para la influencia y cuando cada uno de estos se combinan su poder se multiplica, siempre que no intenten actuar como personas extrovertidas.

*Los suscriptores de El Economista pueden acceder a una síntesis de este libro elaborada por Leader Summaries, empresa especializada en resúmenes de libros empresariales. Para ello diríjase al apartado de descarga de PDF del periódico en la web de El Economista y pulse en el apartado de Biblioteca Empresarial o visite la página: http://www.leadersummaries.com

[email protected]

CRÉDITO: 
Arturo Cardoso / El Empresario