Incluir a personas con discapacidad, el desafío de las empresas

Foto: Especial

En México, más de 7 millones de personas tienen alguna discapacidad, según datos del Foro Éntrale, de 1 millón de personas en esta situación, que se encuentran en edad de laborar, una tercera parte trabajaba sin un sueldo, la otra tercera parte ganaba menos del salario mínimo, y las otras 300,000 personas percibían un salario medianamente digno.

Las estadísticas hablan de la baja cultura que existe en las empresas en torno a ofrecer empleo a este sector de la población. El Foro Éntrale, que nació hace cuatro años en el seno del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) a iniciativa de directores y encargados del área de Recursos Humanos de distintas empresas como Cemex, Bimbo, Lala, Televisa, Cinépolis y Aeroméxico, tiene el objetivo de crear mecanismos y vinculación laboral entre personas con discapacidad y empresas mexicanas.

Jorge Rosas, cofundador y CEO de Delivering Happiness México, explica que en ese momento la iniciativa aglutinó a alrededor de 40 empresas con el objetivo de que cada una tuviera por lo menos 2% de personas con discapacidad dentro de su fuerza laboral. “En ese entonces, a mí como cabeza de RH en Cinépolis me tocó encabezar el esfuerzo, y de tener 35 personas con discapacidad, en un solo año llegamos a contratar a 400”.

En el foro anual participan directores generales y de Recursos Humanos del CMN, actualmente hay 475 empresas aliadas publicando vacantes en el portal de Éntrale con 1,372 vacantes publicadas, mientras las personas beneficiadas o con un contrato con alguna empresa participante ascienden a 4,985.

Retos para empresas

Jorge Rosas asegura que para que las empresas sean más inclusivas el líder y el director general modele con actitudes y conductas la inclusión laboral, “si no modera con el ejemplo lo que quiere instaurar como cultura, es complicado que la gente lo haga”.

En cuanto al tema de accesibilidad, Rosas explica que hay un problema grande porque las instalaciones de las compañías que tienen intenciones de contratar gente con discapacidad no están diseñadas a 100% en cuanto a accesos, rampas e instalaciones adecuadas para albergar a este sector de la población, “un reto importante es que los gobiernos y la IP colaboren y apoyen iniciativas que fomenten el empleo de personas con discapacidad”.

En el foro, participó Mario Amkie, usuario de servicios CIE, quien habló sobre su experiencia al utilizar una silla de ruedas para moverse en su día a día: “Es importante entender la perspectiva de cada persona, considero que no es suficiente contratar en una empresa a una persona con discapacidad, la contratación debe ser integral y es maravilloso que cada vez más empresas se estén sumando para contratar gente con esta condición”.

Mario considera que cuando las empresas son accesibles, la gente con alguna discapacidad puede hacer sus labores igual que otra persona, al igual cuando dan servicios o venden productos, “no soy experto en el tema, sólo platico mi experiencia, por ejemplo, si voy a un restaurante y no hay baños accesibles es similar a si te dan ganas de ir al baño estando en el tráfico o para lavarte manos es complicado, eso pasa en el día a día en diversos establecimientos, es necesario mejorar la experiencia para todos”.

Finalmente, el directivo de Delivering Happiness México comenta que el objetivo de asociaciones como Éntrale es que las empresas pierdan el miedo y empiecen a trabajar en un cambio en su forma de pensar quitando las barreras y limitaciones para probar como impactan de manera positiva la cultura laboral.

CRÉDITO: 
Viridiana Diaz