Humildad y perseverancia, atributos del líder: Fox

Foto EE: Natalia Gaia

Para Vicente Fox Quesada, ex presidente de México, hay dos atributos que debe tener cualquier líder: la humildad y la perseverancia. El primero, asegura, da valor moral al dirigente y un beneficio extra en conflictos de poder, ya que “los soberbios no pasan la prueba”. Mientras que la segunda característica consiste en tener la cualidad de saber caer y ponerse de pie.

Lo anterior, admite, fue algo que él no consiguió durante su mandato presidencial:

"Yo no convencí al congreso de que López Obrador me frustró las reformas, no fui lo suficientemente hábil para haberlo logrado, y lo reconozco”.

Fox Quesada agrega que esto aún sucede en el país: “en México muchos de los conflictos vienen de las filtración de chismes, muchas de las historias no corresponden a la realidad (…) lo que se necesita es más armonía entre todos para aumentar las oportunidades”.

Durante su conferencia "Perspectivas de un líder, el reto de encabezar un país", en la Expo Capital Humano 2015, el ahora líder del Centro Fox expresa que los directivos de una empresa son los responsables de desarrollar y fomentar las competencias del capital humano para conseguir el éxito empresarial. Aunque las cosas no siempre salen como uno lo desea.

“Presidir este país es montarse en burra pinta, como dicen en mi rancho, no es tan fácil gobernar, ya que hay muchas otras instancias que tienen que coincidir en un solo proyecto nacional”, comparte.

Así sucede en las compañías, no todos están de acuerdo con las decisiones de un directivo, puede haber muchas personas ofendidas y atentas a seguir peleando y luchando en contra. Empero, esto no debe desanimar a nadie, al contrario, menciona el ex funcionario, “se debe tener el carácter y la formación para salir a flote en épocas de crisis; contar con fuerza de voluntad para cruzar las turbulencias”


La receta para el desempleo...

Vicente Fox Quesada, recuerda que somos un país con un alto índice de desempleo, donde la gente se queja de buscar y buscar, pero nunca encontrar trabajo. Es por esto que “hay que acelerar el entrenamiento, la capacitación y la creación de capital humano”.

El empresario refiere que la solución se encuentra en la educación de ciclos más cortos, “como la community college de Estados Unidos, donde los jóvenes no pierden cinco años en la universidad, sino que tienen capacitación de dos años como técnicos profesionales y salen preparados para ingresar al mundo laboral”.

Actualmente, las empresas se están dando cuenta que no sólo necesitan contratar a ingenieros titulados, sino que también existe el talento formado en las escuelas bivalentes –aquellas que combinan la enseñanza del bachillerato con carreras técnicas–, que en un plazo máximo de cuatro años los jóvenes están más que preparados para ponerse a trabajar, complementa Fox Quesada.

“Aunque esto no quiere decir que dejemos de aprender, nunca tendremos suficiente conocimientos, necesitamos seguir leyendo, asistir a seminarios y cursos; no hay que olvidar que nos volvemos obsoletos en cosa de 15 minutos, hay que estar con las pilas puestas y aprendiendo sobre la materia”, comenta.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario