¿Home office o presencial? Qué modelo se adapta más a las mamás trabajadoras

De las mamás que tienen trabajo, 6 de cada 10 lo hace en una modalidad 100% presencial. Foto: Especial

Luego de dos años de pandemia, el regreso a las oficinas ya es una realidad, algunas en una modalidad hibrida, otras en home office o completamente presencial. Ante esta nueva modalidad de trabajo, ¿qué dicen las mamás trabajadoras?, ¿cuáles son los pros y contras de cada modelo? Y ¿cuál prefieren?

Antes, es preciso decir que durante la pandemia 59% de las mamás profesionistas no cuenta actualmente con un empleo, de ellas cinco de cada 10 lo perdieron durante los dos años de pandemia de Covid-19, revela una encuesta de OCCMundial, con motivo del Día de las Madres.

Luego de quedarse sin empleo, 56% se mantuvo en la búsqueda de una oportunidad laboral, 13% se dedicó a cuidar a sus hijos, 8% trabajó de manera informal, 6% al hogar, otro 6% decidió emprender un negocio y 6% aprovechó para estudiar o capacitarse.

De acuerdo con la encuesta, el mayor reto como madre de familia durante los dos años de pandemia ha sido lograr una estabilidad económica, así como un equilibrio entre su bienestar físico y emocional, así como combinar el trabajo con el cuidado de la casa, el miedo constante a la enfermedad y el miedo a quedarse sin empleo.

Trabajo presencial

De las mamás que tienen trabajo, 6 de cada 10 lo hace en una modalidad 100% presencial, 23% en home office y 19% en un esquema híbrido.

Sin embargo, la mitad de quienes trabajar de manera presencial señala que esta forma de trabajo le ha afectado, sólo 10% afirma que le ha beneficiado.

Por qué les ha afectado

  • Pérdida de tiempo por las distancias (19%)
  • Efecto en salud física (19%)
  • Efecto en salud mental (14%)
  • Falta de tiempo para otras actividades (ejem. ejercicio o capacitación) (13%)
  • Mayores gastos por salir a la calle (11%)
  • Complicaciones por los estudios de los hijos (en línea o escalonados) (9%)
  • Menor productividad (8%)

Por otro lado, las mamás que aseguran que les ha beneficiado el regreso presencial, señalaron que es porque pueden organizar más su tiempo, pueden cumplir mejor sus responsabilidades laborales, tienen mayor bienestar emocional y físico, entre otras causas.

Home office

El home office o el trabajo hibrido es el preferido por las mamás, debido a que pueden acomodar sus horarios laborales con los de la casa y los hijo, entre los beneficios principales es estar presente con los hijos.

Sin embargo, las mamás ven obstáculos al trabajar en casa, como el estar más tiempo conectadas, dividir su tiempo entre trabajo, casa y familia, distracciones del hogar, dificultad para tener espacios adecuados, pérdida de independencia y falta de concentración.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario