Haz de la persuasión un ganar-ganar

Foto: Especial

Cuando un líder sabe lo que quiere y lo pide de manera que conmueve e influye en los demás consigue que su equipo de el "extra" en el trabajo

Todos alguna vez hemos conocido a personas que muestran tener un don especial. Con su carisma, simpatía y amabilidad son capaces de obtener el apoyo de otros sin mayor esfuerzo. Definitivamente estamos ante individuos que cuentan con un gran poder de persuasión.

Ante esto, debemos preguntarnos ¿qué es la persuasión? Pamela Jean, consultora en Comunicación Estratégica y experta en persuasión e ingeniería del lenguaje, aseguró que “persuadir es la habilidad de saber reconocer las necesidades de las demás personas, cambiar la perspectiva, dejar de pensar en lo que yo necesito y empezar a observar a la gente, para identificar sus necesidades y motivaciones. Desde luego es un ganar-ganar”.

No obstante, no debemos perder de vista un matiz: la línea que divide la persuasión de la manipulación es muy delgada, por lo que es importante mantenerse al margen en las actitudes que se toman para no caer en los extremos.

Pamela Jean explica la diferencia: “La manipulación se basa en obtener lo que se quiere a costa de los demás, engañando y mintiendo. Conseguimos objetivos a corto plazo que se acaban traduciendo, a mediano y largo plazo, en amistades que se rompen o clientes que acaban hablando mal de nosotros”.

A manera de ejemplo: cuando un líder abusa de su autoridad, los empleados terminan realizando sus funciones más por obligación que por el gusto y esto provoca una disminución considerable de productividad.

Empero, cuando un director sabe lo que quiere y lo pide de una manera que conmueve e influye a los demás, automáticamente consigue el “extra” en el empeño que ponen sus empleados al realizar sus actividades, explicó la también escritora y catedrática en entrevista telefónica. “Definitivamente es la capacidad de pedir y obtener sin la necesidad de engañar o recurrir a agresiones”.

A través de la persuasión no sólo le das a la gente razones y argumentos, sino también los motivas a hacer las cosas mejor a que si fueran obligados.

Convierte las herramientas ordinarias en extraordinarias

En los procesos de comunicación e interacción, los seres humanos utilizan diversas herramientas. De acuerdo con Jean, éstas son usadas de forma ordinaria, es decir, de manera inconsciente, pues en realidad no conocemos el poder que cada una de ellas ofrece.

En el caso de un líder, es importante que adquiera los conocimientos necesarios que le permitan obtener el poder de persuasión. Lo que Pamela logra a través de las conferencias que imparte es “convertir herramientas ordinarias en algo extraordinario, que se traduzca en habilidades sociales y profesionales que le permitan al líder transmitir sus ideas con confianza y elocuencia”.

Si las herramientas que permiten a un individuo manejar el poder de la persuasión son colocadas en las manos equivocadas, es posible que se “construya un monstruo”, alertó la conferencista. Pero, afortunadamente, son más las personas bien intencionadas y con gran responsabilidad de crear una mejor sociedad las que poseen estas técnicas.

Es importante recordar que “el mundo está hecho de gente y que el entender cómo funciona su mente respecto de la comunicación, al lenguaje y las emociones, te va a convertir en un ser, además de más persuasivo y elocuente, confiable, con el que todos van a querer estar y que sabe abrirse puertas en cualquier momento y lugar”, finalizó Pamela Jean.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López