Habilidades sociales y cuidado de la salud, prioridades del futuro del trabajo

Lynda Gratton en WOBI México 2020. Foto: Especial

La forma de trabajo no es la misma que hace unos años y después de la pandemia del Covid-19, cambiará mucho más teniendo como principal elemento el cuidado de la salud y el uso de la tecnología, que es vista por unos como un importante aliado, pero también como un enemigo potencial por aumentar el desempleo.

Lynda Gratton, profesora de prácticas de gestión y directora del programa Human Resource Strategy in Transforming Companies en London Business School, explica que si bien el avance tecnológico puede causar el reemplazo de muchos empleos, también permite generar nuevos y repensar la forma en nos desenvolvemos.

“Los trabajos del futuro serán combinados con la tecnología, por lo que necesitamos pensar en las habilidades humanas que serán cruciales como las sociales que involucran inteligencia emocional, enseñar a otros y tener empatía. Se trata de cómo construir sabiduría y pensar cómo vamos a prosperar”, expuso durante su participación en el World Business Forum México 2020.

Destacó que el futuro del trabajo se basa en el cambio y aceptar las transiciones es parte del proceso. En el caso de la tecnología, no hay que verlo como un enemigo o problema para os puestos de trabajo, hay que reconocer que se vienen muchos cambios y lo mejor es irse preparando a través de capacitaciones y auto aprendizaje.

El reto también se incrementa para los líderes, ya que al estar en una época avanzada tecnológicamente como la que ahora tenemos, es más complejo liderar a los equipos a la distancia.

“Hay que comenzar a construir redes, no hay que sorprenderse por la automatización. De las tareas que se hacen ahora, piensa ¿cuáles se pueden automatizar?, para empezar a cambiar a un trabajo adyacente y comenzar a construir otras habilidades”.

Un trabajo más sano

Gratton mencionó que el aumento de la tecnología no será el único cambio del trabajo, sino el cambio de prioridades de los colaboradores que buscarán ser más sanos en todos los aspectos.

Por ejemplo, al preguntarles a diferentes personas cómo se han sentido trabajando en casa, lo que más destaca es que están felices por el tiempo que ahorran al desplazarse a los centros de trabajo que puede tomar hasta dos o más horas. Desde que tienen ese tiempo libre, lo dedican a ser mas productivos en el trabajo y a realizar otras actividades como ejercitarse, caminar, algún hobbie y ser más conscientes de su alimentación.

“¿Cómo será el trabajo futuro después del Covid-19? Lo claro es que las personas quieren tener flexibilidad y mantenerse sanas pues la vida saludable será muy importante en la narrativa de nuestras vidas. Los ambientes van a cambiar para permitirnos hacer eso y las personas querrán trabajar de formas diferentes y hay que apoyarlos”.

Habilidades del futuro

Para poder tener una transición favorable y estar en armonía con la tecnología y a la vez, cumplir con el propósito de mantenerse sano, Gratton detalló que es necesario desarrollar otro tipo de habilidades.

Resaltó que entre las más importantes están las habilidades sociales como inteligencia emocional, enseñar a otros y tener empatía.

Asimismo, hay que desarrollar la creatividad, el aprendizaje activo, escucha activa, pensamiento crítico y cerebro ágil.

“El cerebro ágil se logra descansando bien, no ser multitareas porque así se podrán desarrollar nuevas habilidades, y aprendiendo constantemente. Como empresa, se debe ayudar a los empleados a tener cerebros descansados, especialmente después del Covid-19”.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario