La gente es el pilar fundamental: Takeda

Servicio médico y de comedor, masajes y reflexología son algunos de los programas que ofrece Takeda. foto: Cortesía

“La gente es el pilar fundamental de toda estrategia de cualquier organización”, así inició la conversación Roxanna Nohr, directora de Recursos Humanos de Takeda México, farmacéutica japonesa que es reconocida en el número 16 entre las 100 mejores empresas para trabajar de acuerdo con Great Place to Work.

“En Takeda tenemos la conciencia de que todos los objetivos se logran a través de la gente” y cada uno de los programas de la empresa está enfocado en el desarrollo de la gente y en “que se sientan en familia, en un clima de confianza”, mencionó la directiva.

La farmacéutica, que está presente en 70 países, no sólo se centra en el bienestar de los consumidores, sino también en el de los trabajadores, porque atiende las necesidades del colaborador en sus 360 grados; en lo profesional y bienestar integral, “ello permite tener colaboradores felices y motivados”.

Para Diana Rodríguez, gerente de desarrollo organizacional de la compañía, brindar los mejores programas requiere entender al colaborador, por ello la empresa realiza diversas encuestas al año. Así se conoce que los trabajadores tienen 98% de engagement con la empresa, es decir, están dispuestos a dar lo mejor de sí para que Takeda alcance los resultados.

Uno de los programas que ofrece Takeda a sus más de 900 empleados en México, entre corporativo y planta, es el de Bienestar, a partir del cual se hace un análisis médico a los trabajadores de forma periódica, se brinda un servicio de comedor subsidiado y se ofrecen sesiones de reflexología, masajes y nutriología.

Por estas prácticas, la compañía ha sido reconocida por tres años entre las 100 mejores empresas para trabajar. En el 2015, logró posicionarse en el número 55, un año después en el 36, y ahora en el número 17.

“Dicho por Great Place to Work, es poco visto que una organización que ingresa al primer año logre estar en los 100 primeros y después tener avances tan significativos años tras años”, comentó Diana.

Conexión con la familia

La familia también es importante para la compañía, por ello existen dos programas donde los hijos conviven con los padres. El primero es Takedaitos, donde los niños menores de 18 años pasan un día de trabajo con sus papás, el segundo es Takedateens, programa de orientación profesional temprana, que lleva dos años, en el cual los jóvenes escogen un área donde desempeñarse y permanecen 10 días conociendo cómo es el trabajo.

La empresa cuenta con un nivel de rotación voluntaria de 2.7 al año, un porcentaje bajo debido a que la organización se preocupa por un desarrollo profesional interno.

“Es importante nombrar que tenemos una herramienta, un sistema donde la gente puede manifestar y colocar sus aspiraciones de carrera, porque tenemos que saber qué quiere la gente, porque tal vez yo estoy pensando una carrera para ti y resulta que te quieres ir a la planta”, dijo Roxanna.

El colaborador tiene un rol muy activo en responsabilizarse de su desarrollo porque en la plataforma plasma los objetivos de desarrollo profesional y los revisa con su líder en cualquier momento.

“Primero miramos el talento que tenemos interno”, comentó Diana, “durante los últimos tres años hemos logrado que más de 40% de las vacantes haya sido cubierto por talento interno”.

También refirió que la compañía usa el modelo 70/20/10 con los trabajadores, a partir del cual 70% son asignaciones o acompañamiento de alto valor a través de un líder; 20% las interacciones de alto valor con programas de mentoría, y 10% herramientas en sitio, como la Takeda University y leadership academy, donde “facultamos a los líderes para que generen un clima de respeto, reconocimiento, orgullo y altos resultados, con un sentido de respeto y familia”.

Además, la inclusión forma parte del ADN de Takeda, pues “la gente refiere el sentido de respeto con el que son tratados, sin importar nivel socioeconómico, raza o etnias”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario