Fuerza laboral, el antídoto ante una crisis

Ludivina Herrera / Foto EE: Hugo Salzar

Despedir a empleados, no es recomendable para las empresas

Todas las empresas tienen rachas difíciles y una de las primeras acciones que llevan a cabo cuando empiezan a sentir “ahogada” su operación es despedir a los empleados, con la esperanza de ahorrar y mantener al día sus finanzas.

“Cuando un negocio empieza a tener problemas en el flujo operativo, lo primero que hace el empresario es recortar gastos y buscar alternativas para ahorrar; en especial en las empresas que están en camino a consolidarse, lo que hacen es disminuir su plantilla de personal, cortar a la gente, y éste es un gran error”, dice Ludivina Herrera, directora de la licenciatura en Administración y Estrategia de Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

La experta menciona que, cuando inician los despidos por falta de recursos, se abre la puerta a una serie de efectos secundarios que pueden ser más graves que la propia situación económica complicada: baja la moral de la organización, el personal empieza a disminuir su productividad y la operación es menos precisa por la falta de personal experto en las funciones.

Y, aunque en tiempos de crisis es importante ahorrar, Ludivina Herrera afirma tajante: “Hay que evaluar en qué vas a ahorrar: el talento de una compañía es lo más valioso que tiene y lo que más caro cuesta. Si ellos no están de tu lado en un momento crítico, tus problemas se harán más grandes”.

Por ello, los directivos de las empresas deben procurar incluir al personal en la creación de estrategias para reducir costos a través de acciones sencillas como cuidar la energía, el agua y, en general, los recursos de la compañía; al hacerlos partícipes de la solución, los empleados se sienten más comprometidos con el repunte del negocio y esto impactará positivamente en las finanzas corporativas.

En opinión de la experta, la crisis es multifactorial: puede ser provocada por las condiciones del mercado, tal vez tu producto dejó de ser considerado innovador o la planeación de tus finanzas no es tan sólida como pensabas. Esto permitirá que implementes varias acciones para solucionarlo.

Como empresa, tienes que prever que, cuando el mercado se contrae, los consumidores limitan sus compras, por lo que el objetivo en cuanto a tu producto debe ser que sea indispensable; entonces, tal vez consuman menos pero no lo podrán evitar completamente.

Para lograrlo, Ludivina comenta que hay empresas que invierten en estudios de mercado no tradicionales, hechos por sociólogos y antropólogos cuyas conclusiones te ayudarán a sorprender al cliente con productos que tengan valor real para ellos: “No se trata de que el cliente te diga lo que quiere, sino de ofrecerle algo valioso que aún no sabe que necesita”.

Asimismo, es recomendable revisar la planeación financiera de tu negocio periódicamente, pues aunque la empresa atraviese por momentos de éxito, el directivo no debe confiarse, ya que en cualquier momento las condiciones del entorno pueden cambiar y afectar sus finanzas, pero si se tiene un plan de contingencia económica sabrán en qué aspectos se pueden reducir gastos y en cuáles no.

Endeudamiento, 
con precaución

Otra de las acciones más comunes entre las empresas que enfrentan una crisis es adquirir deudas para mantener su operación al día.

Al respecto, la catedrática afirma que si la empresa toma este camino debe vigilar que no sea tan costosa, buscar un financiamiento accesible que pueda dar libertad momentánea pero que esté dentro de la capacidad de pago de la empresa.

Efectos secundarios del recorte de personal

  1. Pérdida de personal valioso: dejar ir a gente que conoce a fondo los procesos y responsabilidades de la posición repercutirá en la carga laboral de quienes se quedan.
  2. Menor productividad: la gente que sigue trabajando en la empresa teme por su seguridad y dedican parte del tiempo a buscar otro empleo.
  3. Baja moral en la organización: muchas empresas tratan de evitar que los empleados y la falta de información permee en el ánimo del capital humano.

Recomendaciones

    Si estás en los escalones previos a una crisis, toma en cuenta los consejos de la especialista:
  • Integra al talento humano: involucra al personal con la situación que atraviesa la empresa, habla con claridad y toma en cuenta que la gente de adentro es la que mejor conoce las debilidades de la compañía.
  • Panorama global: el empresario tiene la obligación de informarse sobre las tendencias económica del mundo, las condiciones de la industria en la que se desarrolla, amenazas que existan en el sector y si hay algún factor que se pueda aprovechar en beneficio de la compañía.
  • Conoce tu nivel de endeudamiento: saber exactamente cuánto debes, a quién y tu tasa de interés te dirá el margen de maniobra que tienes en cuestión de efectivo.
  • Análisis completo: conjuntar el conocimiento global con un estudio profundo de la situación de tu empresa y del nicho en que trabajas te ayudará a tomar decisiones más acertadas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Marisela Delgado