La flexibilidad laboral ayuda a que mujeres ocupen puestos de liderazgo

Las mujeres no están buscando favores, sino igualdad de condiciones. Foto: Shutterstock

Millennial, Generación X y Baby Boomer, no importa de qué generación se trate, todas coinciden en que una clave para lograr mayor participación de las mujeres en puestos de liderazgo es la flexibilidad laboral, aseguró María Luisa Rocha, directora Regional de ManpowerGroup.

Señaló que el estudio “7 pasos hacia una inclusión consciente”, en el que se encuestó a líderes de diferentes países, revela que 42 por ciento consideran que la flexibilidad laboral es la clave para contar con más mujeres en posiciones de liderazgo; mientras que 33 por ciento asegura que la implementación de mejores políticas reducirá el sesgo por género.

La investigación, también apunta que “las mujeres no están buscando favores, sino igualdad de condiciones. No condiciones ventajosas, sino centrarse más en los resultados para tener un mayor control sobre cómo y cuándo llevan a cabo el trabajo”, mencionó.

La directora apuntó que si bien en México sigue siendo un reto la equidad de género, es evidente que las empresas “estamos buscando implementar acciones concretas que nos permitan entrelazar su vida profesional y familiar; sabemos que la figura femenina representa más del 50 por ciento de la fuerza laboral a nivel mundial”.

Como contraste, destacó, menos del 25% de las mujeres alcanzan puestos de alta gerencia, lo que obliga a replantear temas de desarrollo de carrera.

“Fomentar que las mujeres lleguen a puestos de liderazgo exige un plan de participación de ambos géneros. No necesitamos compromisos únicamente verbales, también tiene que haber cambios medibles”, agregó.

En tanto, el Foro Económico Mundial, a través de su Informe Global de la Brecha de Género, dijo que alcanzar la equidad podría tardar hasta 170 años, debido a la persistente desigualdad salarial y a la baja participación de las mujeres en el mercado laboral.

De acuerdo con la experiencia de los líderes empresariales, expuso Rocha, los pasos que las organizaciones pueden seguir para llevar a la figura femenina hacia puestos de liderazgo, bajo la idea de una inclusión consciente, son:

Que los líderes hagan suyo el compromiso de implementar la equidad de género, ya que no se puede delegar al departamento de recursos humanos; contratar personas que valoren a los otros, lo que permitirá encontrar formas de optimizar todo el potencial humano, incluidas las mujeres.

También, promover una cultura de inclusión consciente; hombres y mujeres deben estar representados en todos los niveles y en cada unidad de negocio, y los líderes deben saber exactamente donde necesitan que estén las mujeres.

Otro paso es tomar las riendas y establece objetivos alcanzables y medibles: cada decisión de contratación y promoción se puede justificar, pero si ello no se acerca hacia el punto de inflexión, la inclusión Consciente y la equidad de género simplemente no sucederán.

“Hoy las economías lograrán el éxito si adoptan una cultura de poder compartido entre hombres y mujeres. En el caso de ManpowerGroup, desde 1999 nos dimos cuenta de la necesidad de integrar a las mujeres al equipo de dirección (…)Actualmente una tercera parte de los altos ejecutivos y la mitad de los lideres emergentes de esta firma, son mujeres”, subrayó Rocha.

CRÉDITO: 
Notimex