Empresas requieren brindar servicios de salud preventiva

Si las enfermedades se previenen y detectan a tiempo la inversión baja. Foto: Shutterstock

Estos programas de salud no sólo funcionan en las grandes empresas, en las pymes también.

Cada vez más empresas suman a sus políticas estrategias integrales de salud y bienestar; sin embargo, el número aún es bajo y se centran en solución de problemas y no en prevención. De acuerdo con datos del Informe Global de tendencias médicas de Mercer Marsh Beneficios, sólo 14% de las compañías ofrecen programas de prevención para su personal.

Las empresas requieren implementar programas de salud integrales y poner principal atención en la prevención de enfermedades, porque los costos médicos tienen un impacto directo en el bolsillo de las compañías.

“En México y en la mayor parte del mundo, la cobertura de gastos médicos mayores es puntual (...)sólo actúa cuando hay un diagnóstico definido o existe un tratamiento. Al final, vamos al médico hasta que nos sentimos mal o está doliendo demasiado”, dijo en entrevista a El Economista Israel Ramos, total health manager wellness de Mercer Marsh Beneficios México.

Indicó que al implementar políticas de salud en la empresa se reduce el ausentismo de los trabajadores e incrementa la productividad, pero al impulsar la prevención también se beneficia la salud de los trabajadores y disminuye la inversión a futuro.

Por ejemplo, si en una campaña de detección de cáncer de mama se diagnostica un tumor en una trabajadora, se puede canalizar al tratamiento o retirar el seno si es necesario, de esta forma ya no se impacta en un costo mayor y complicaciones que se podrían tener si su detección es tardía.

En el caso de que el diagnóstico no sea oportuno, el costo podría elevarse. Si se detecta a tiempo podrían invertirse 20,000 pesos, pero de lo contrario y si resulta ser cáncer, el gasto del tratamiento puede ser mucho mayor e impactar, incluso, en la póliza de vida.

“Eso nos demuestra que si detectamos a tiempo y prevenimos oportunamente, podemos tener un mejor control (de las enfermedades)”, aclaró Ramos.

El estudio también detalla que el cáncer (79%) es el padecimiento número uno que reclaman las empresas, seguido de enfermedades circulatorias (45%) y las osteomusculares, a éstas también se les suman las crónicas como diabetes, hipertensión, gastrointestinales.

“Los riesgos de salud no sólo son físicos, también son psicológicos y mentales, así como atacamos la parte de hipertensión y diabetes, también hay que atacar esta parte del estrés y presión psicológica”, que es el tercer factor de riesgo que más afecta los costos médicos de los planes de salud colectivos.


Cuánto invertir

No existe un monto ideal sobre cuánto se debe invertir en programas de bienes o integrales de salud, éstos son un traje a la medida de las necesidades de cada empresa.

Para realizar un estimado, se requiere hacer un análisis y saber cuáles son los riesgos, por ejemplo, si hay obesidad, elevación de grasas en la sangre o condiciones sedentarias, de acuerdo con eso se les hace un plan personalizado que puede ser a uno o cuatro años.

“La experiencia ha mostrado que después de cuatro años se pueden tener indicadores de retorno sobre la inversión. Son proyectos que tienen un retorno de inversión dos a uno de manera nacional y los estándares internacionales dicen que se habla de hasta 2.8 en algunas empresas sobre retorno en la inversión”.

Santiago Fernández, vicepresidente de salud de Axa Seguros, detalló que al brindar “un programa de beneficios (tanto para la parte de vida como de gastos médicos mayores) de forma total y obligatoria, la ley permite deducirlos 100 por ciento”.

Pymes también pueden

Los programas de salud, dijo Israel Ramos, “no sólo funciona en las grandes empresas y en los corporativos multinacionales, sino también en las pequeñas y medianas empresas (pymes), incluso en una empresa con cinco o 10 trabajadores”.

Santiago Fernández precisó que menos de 0.5% de las pymes en México da
alguna prestación
de beneficios en salud para los empleados y la intención de Axa es brindar una mayor cobertura de seguro de vida.

“Podemos estructurar (un programa) de acuerdo con la prestación que quiera dar la empresa a los usuarios. Por ejemplo, si partimos de una suma asegurada de 250,000 pesos por cada una de las personas, más o menos el costo de prestación sería de 750 pesos al año, por la cobertura de fallecimiento”, mencionó.

“Es necesario asegurar más y de mejor manera darle seguridad tanto a los empleados como a sus beneficiarios para que tengan un respaldo en el caso de muerte del trabajador o que tenga el empleado una incapacidad o una invalidez total”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario