Empresas con ASG consiguen mayores inversiones

Los ASG ayuda a los inversionistas a determinar qué tan preparadas están la empresa para enfrentar los riesgos. Foto: Especial

Las compañías que integran enfoques en materia ambiental, social y de gobierno corporativo (ASG) son más propensas a obtener mayores inversiones, debido a que son herramientas que ayudan a los inversionistas a determinar qué tan preparadas están para enfrentar los riesgos que implica el cambio climático en los negocios.

Aunque es difícil asegurar que una empresa que cuenta con estándares de ASG obtiene financiamiento en mejores condiciones, porque intervienen diversos factores como condiciones propias de cada mercado, los números indican que sí son factores valuados por los inversionistas.

Juan Manuel Olivo, director de Promoción y Emisoras en Bolsa Mexicana de Valores comentó en entrevista que haciendo una comparación año tras años de las empresas que forman parte del Índice Sustentable (IPC) y las que son parte del índice tradicional se encontró que las primeras tuvieron mejor rendimiento.

Es decir, “los inversionistas estuvieron dispuestos a comprar con mayor demanda las acciones de empresas que eran parte del IPC sustentable en comparación con las empresas que no eran parte de este”.

Lo mismo pasa con los bonos temáticos: verde, social, sustentable o vinculado a la sustentabilidad, pues han mostrado obtener mayor financiamiento y en mejores condiciones.

“Cuando se lanzaron los bonos verdes, en 2016, ese año y el siguiente se vio que menos del 2% del monto que se financió en la Bolsa eran temáticos. Durante este año se ha visto que más del 35% de los bonos que se han financiado en el mercado son temáticos”, destacó Olivo.

Programa de Acompañamiento Sostenible

Por ello la Bolsa Mexicana de Valores abrió la primera edición del Programa de Acompañamiento Sostenible (PAS), a fin de fomentar el impulsar el crecimiento de las empresas sostenibles en México. El programa contó con 48 participantes, de 35 empresas de distintos sectores, de las cuales 26 empresas están listadas en la BMV, cuatro potenciales emisoras, dos Casas de Bolsa, dos despachos legales y un estructurador.

PAS inició el 21 de septiembre y tuvo una duración de cinco semanas, tiempo en el que las empresas tomaron cursos con enfoque ASG como: el financiamiento verde y la descarbonización, riesgos climáticos, gobierno corporativo, bonos temáticos, reportes e índices ESG, entre otros.

Después del curso, las empresas que ya tenían directrices ASG las reforzaron y las que no conocieron más de los beneficios que ofrecen. La BMV ya prepara la segunda edición que se lanzará la tercera semana de enero.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario