En la empresa todos deben ser expertos reclutadores

Jorge Muniain, especialista en selección de personal de alto nivel. Foto EE: Gabriela Esquivel

Las empresas cometen hasta siete distintos errores al momento de reclutar y contratar a su personal. Una forma de contrarrestar estas faltas es convertir a cada miembro de la organización en expertos seleccionadores de talento, desde la secretaria de recibe al candidato hasta el directivo de alto nivel, que difundirá la visión del negocio, recomienda Jorge Muniain.

El autor del libro Reclutamiento inteligente. Las mejores prácticas del mundo para buscar y seleccionar talento, señala que contratar al personal adecuado es como elegir una pareja y, como todo en la vida, tiene su chiste.

El especialista en recursos humanos de alto nivel y coach personal para la búsqueda de empleo, describe en entrevista los errores más comunes en las empresas para reclutar personal. Entre ellos menciona el contratar a un candidato por motivos emocionales, dejarse guiar únicamente por su trayectoria o hacerlo porque urge cubrir un puesto.

Este último es un problema muy común en las organizaciones. Para resolverlo, Jorge Muniain propone que el responsable de los Recursos Humanos esté atento al personal de cada área, sobre todo de aquellas donde la rotación es más frecuente.

“Uno ve que hay ciertas personas que no son muy productivas, y sabes que eventualmente van a salir. El truco es que las áreas de Personal se anticipen. Cuando una persona se va, lo hace porque lleva medio año buscando trabajo, está inquieta, contrario a quienes están motivados, contentos y son productivos… En el libro hablo de cómo estar listo para ese cambio”.

undefined

En su obra de más de 145 páginas, el escritor dedica la primera parte de su libro a describir estos errores, que también incluyen contratar a un candidato a corto plazo, a aspirantes que no se apasionan por la tarea que hará, o cuando el jefe no está convencido de que ésa es la persona con la que quiere trabajar.

El séptimo error es aceptar a alguien con una remuneración menor a la que ganó anteriormente.

Y es que, así como hay empresas exitosas, debido a sus cuidadosos procesos para reclutar personal (Muniain ofrece una lista de 101 compañías globales, que emplean a más de 3.8 trabajadores), también las hay que pueden quebrar justamente por usar métodos inadecuados.

“Si la persona adecuada no está en el puesto adecuado, quiebra la empresa. Puede ser desde un acoso sexual, un pleito con otra organización, demandas laborales, todo eso lo ocasionan las personas.”

La segunda parte de Reclutamiento Inteligente está dedicada a los procesos que utilizan las 101 organizaciones citadas, resumidas en ocho pasos. El proceso inicia por la necesidad de contratar, y si ésta vacante es crítica o clave para el éxito de la empresa, como un director de Ventas o Tecnología, y qué tan conveniente es contratar a un headhunter para ese fin.

El punto tres de su listado es sobre las fuentes de reclutamiento, como las páginas de sitios especializados o las redes sociales. Según Muniain, en la actualidad el reclutamiento es 80% tecnológico y 20% a la percepción de la empresa.

El autor también ofrece 10 puntos importantes para revisar un currículum vitae en 30 segundos. Los tipos de entrevista y el control emocional en ellas, aplicación de exámenes y cómo evaluarlos, las referencias, la contratación y el paquete de compensaciones.

En México, señala el experto, pocas empresas ponen en práctica las mejores técnicas de reclutamiento, acaso menciona dos del sector financiero, y esto tiene que ver con quiénes están al frente de los departamentos de Recursos Humanos y la capacitación o preparación que reciben para hacer su tarea adecuadamente.

Jorge Muniain es también presidente de la Asociación Mexicana de Bolsas de Trabajo (Amebot) que, entre otras funciones, tiene la de certificar a universidades del país en empleabilidad.

“Lo que hace la Amebot es certificar los procesos de empleabilidad -de las universidades- en cuanto a capacitación y en qué tipo de servicios da la bolsa de trabajo. Si, por ejemplo, sabe cuáles son las mejores empresas para laborar. Es como una certificación de calidad ISO 9000, pero en procesos para buscar empleo”.

Hasta el momento, 20 universidades privadas tienen esta acreditación, entre ellas el Tecnológico de Monterrey, la Anáhuac, el Unitec y la UVM, menciona el entrevistado.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario