Desarrollo, gancho para atraer talento femenino: PwC

Foto: Shutterstock

Siete de cada 10 mujeres mexicanas deciden formar parte de una empresa si ésta les ofrece oportunidades de crecimiento y, aunque la flexibilidad laboral es también un factor de atracción, cuatro de cada 10 cree que les pone en desventaja para recibir un ascenso frente a sus compañeros varones, reveló una encuesta de PWC.

El Estudio que realizó Strategy&, parte de la red de firmas de PwC titulado Mujeres Ejecutivas: lo que ellas quieren de las empresas en México, que busca responder a tres preguntas principales: ¿Cómo atraer a más mujeres a la empresa? ¿Cómo mantener motivadas a las mujeres? ¿Cuáles son las barreras que frenan el desarrollo de las mujeres en una empresa?, se aplicó a 788 mujeres de más de 250 empresas en el país de distintos sectores industriales, áreas dentro de la organización y diversidad geográfica.

Según éste 72% de las participantes decide formar parte de una empresa dependiendo de las posibilidades y oportunidades de crecimiento que pueda tener en ella; 21% opina que la flexibilidad en el horario les ayuda a lograr ascender a posiciones de mayor liderazgo, aunque 47% de las encuestadas opina que las pone en una posición de desventaja para recibir un ascenso. Asimismo, 54% de las participantes afirman que sí hay mujeres que admiran en posiciones directivas; 23% dice que, aunque existen mujeres en puestos directivos, no las admiran.

El 56% de las mujeres opina que los sueldos de los hombres, con el mismo nivel de responsabilidad que ellas, son más altos; 52% considera que la empresa para la que laboran tiene esquemas poco flexibles o que el programa de flexibilidad existente no es para todos y el 59% no cuenta con programas de mentores.

Tener a más mujeres en las empresas trae nuevas oportunidades como la colaboración enriquecida por diferentes puntos de vista, el incremento de la inteligencia colectiva, la empatía del liderazgo femenino, y el incremento en el retorno para los accionistas.

“Entender lo que buscan las mujeres en su trabajo es el primer paso para aumentar su participación en las empresas”, señaló Carlos Navarro, Socio de Strategy&, parte de la red de PwC.

undefined

Respecto a las barreras que frenan el desarrollo de las mujeres mexicanas en la empresa, “las participantes las perciben de manera diferente, dependiendo de su perfil o las necesidades particulares de cada rol. Las principales barreras radican en que históricamente han existido mayores oportunidades para hombres y la cultura organizacional de una empresa debe iniciar desde sus niveles directivos para permear el cambio y la diversidad, y que los perjuicios de los hombres, aunque pueden ser inconscientes, no les permite medir y percibir el potencial que ellas tienen dentro de la empresa”, mencionó Navarro.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario