Deja de ser un oficinista y conviértete en freelancer

Foto: Shutterstock

De lunes a viernes, Laura trabajaba en una oficina en un horario de 9 de la mañana a 6 de la tarde, aunque a veces se quedaba más tiempo por terminar encargos y siempre entregaba cuentas y reportes a su jefe, y aunque le gustaba mucho su trabajo, no podía evitar sentirse un poco atada y sin tiempo disponible para hacer otras cosas. Al final, cansada de todo, renunció y decidió incursionar en un nuevo mundo: el trabajo freelance.

Laura representa a cientos de trabajadores, quienes en búsqueda de mayor libertad de tiempo, ser independientes y tener más dinero, comienzan a trabajar como freelancers, una tendencia que ha ido en aumento en los últimos años a nivel mundial. Tan sólo en México, durante el 2017 se registró un incremento de 33%, revela una encuesta elaborada por Regus, la firma internacional que provee espacios de trabajo flexibles.

Asimismo, una encuesta realizada por PayPal a 500 freelancers y mexicanos que trabajan de esta manera, indica que el rango de edad de este grupo es principalmente entre 30 y 39 años (38%). Además, 60% son hombres y 40% mujeres.

“Por el poco tiempo que tiene la actividad del freelance, los encuestados han trabajado de esta forma en promedio tres años y medio, pero es una tendencia que va en aumento”, indicó en entrevista con El Economista Enrique Aguilar, director de Pequeñas Empresas PayPal México.

El directivo destacó que, en promedio, un freelancer gana 272,000 pesos al año, es decir, un aproximado de 20,000 pesos al mes, siendo ésta una de las principales razones para incursionar en este estilo.

¿Por qué cambiar?

Aguilar explicó que las razones que llevan a una persona a ser freelancer es en 54% no ser subordinado, 41% tener la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar, 36% contar con mayor flexibilidad de horarios y 36% ganar más dinero.

Dichos datos se compaginan con los reportados en el estudio Tendencias del entorno laboral en México 2018, elaborado por Kelly Services, empresa que se dedica a la administración de recursos humanos, donde se identificó que 57% de los 9,000 participantes renunciaría por mejor salario, 34% por un horario de trabajo más flexible; 40% por mayor equilibrio laboral y personal y 34% por contar con la oportunidad de iniciar un propio negocio.

“Muchos lo hacen porque ven que los demás tienen éxito y se animan a intentar. Además, disfrutan ser sus propios jefes y definir sus propias prioridades”, dijo Enrique Aguilar.

También algo que valoran los freelancers, agregó, es trabajar a sus ritmos, sin batallar con otras personas, aunque en ocasiones esto representa un conflicto, sobre todo cuando se tienen muchos proyectos en puerta.


Los retos

Si bien trabajar por cuenta propia representa múltiples ventajas, también tiene su lado negativo, que puede provocar extrañar la estabilidad de tener un trabajo.

En este sentido, Aguilar detalló que hay tres importantes retos a vencer en el mundo freelance: no contar con seguro ni fondo de ahorro, el capital de trabajo y la impuntualidad de los pagos.

“A veces necesitan pedir prestado para trabajar o solicitar créditos, los cuales no siempre son tan sencillos. Además, carecen de fondos de retiro y eso es algo que les preocupa bastante”, explicó.

En su experiencia, Aguilar recomienda que para evitar los problemas de pago, algo que sufre 50% de las personas, lo ideal es generar un contrato básico y ser muy claro desde el principio con los términos de pago.

Asimismo, se debe contar con medios adecuados para recibir los pagos, tanto nacionales como internacionales, pues 67% de los freelancers tiene clientes fuera del país.

Otro reto importante a vencer es conseguir clientes, porque aunque 45% lo hace con presentaciones sobre su trabajo, 44% los obtiene por recomendaciones y 43% por redes sociales.

Una de las opciones más recomendadas es a través de páginas web especializadas, algo que sólo hacen seis de cada 10 personas. Entre las plataformas más usadas está OCC Mundial, freelancer.com y workana.

“Si te estás lanzando como freelancer, es muy importante utilizar una plataforma porque todavía no tienes marca. Mucho trabajo viene de recomendación, y para crear una buena base de clientes, darte a conocer y generar confianza, necesitas postularte en estos sitios”, explicó.

También se debe saber definir los precios de cada proyecto, ya que muchas veces se comete el error de cobrar menos de lo que realmente vale el trabajo. Lo importante es saber negociar y no aceptar acuerdos en los que se regale el esfuerzo.

“Tienes que identificar y valorar cuánto cuestas por hora. Una forma fácil es, por ejemplo, si trabajas 40 horas por semana y tienes un sueldo semanal o mensual, define cuánto es lo que estás ganando en una hora. Al empezar puedes poner precios un poco más bajos pero conforme creces ir aumentándolos”, destacó.

Al final, ser freelancer representa un gran reto, pero con organización y dedicación, se pueden tener resultados favorables y ser exitoso en el sector.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario