Decálogo para mantener la motivación en trabajo

Cuando la motivación se va, se pude recuperar en 10 pasos. Foto: Especial

En algún punto, todos los empleados atraviesan una fase de desmotivación por sus labores, pierden el interés y no sienten la alegría de antes, lo que también puede derivar en diferentes padecimientos como estrés, ansiedad y depresión.

De acuerdo a la encuesta Tendencias del entorno laboral en México 2018 realizada a 9,000 empleos, 36% admite no sentirse feliz con su trabajo y aunque las causas son diversas, 20% considera que se debe al ambiente de trabajo.

Por ello, es importante que cada persona y sobre todo los líderes, ayuden a mantener un ambiente sano que los mantenga motivados y activos, pero ¿cómo lograrlo? Sólo basta con hacer 10 cosas.

No olvides tus metas

Mantén presente cuál es tu objetivo en ese empleo y lo que quieres conseguir ahí. Si lo olvidas, tu motivación desaparecerá en poco tiempo.

Deja de quejarte

Es una de las principales claves para ser feliz, por lo que en lugar de reprochar lo malo y lo que te hace falta, piensa en cómo puedes resolverlo eficazmente y qué alternativas hay.

Valórate y premia tus logros

Si haces las cosas bien, debes reconocértelo y recompensarte. Lo ideal es darse un pequeño premio que refuerce los éxitos conseguidos que puede ser desde un dulce, un café o comida especial.

Transforma tu espacio

La oficina es donde más se invierte tiempo en el día, por lo que es importante adecuar el espacio para que sea agradable y cómodo.

Coloca fotografías que te hagan feliz, frases motivacionales, adornos, plantas e incluso tus alimentos favoritos como dulces o botanas.

Cuida la relación con tus compañeros

Dedica tiempo a conocer a los demás, aprende sus nombres, más de ellos y mantén una relación de cordialidad. Así mejorará la dinámica de trabajo y podrás encontrar personas especiales.

También procura ayudarlos cuando lo requieran. Recuerda que al final del día, el mejor trabajo es el que se hace en equipo.

Recibe bien a los cambios

Siempre surgirán cosas que no se esperan y que pueden causar miedo, pero lo importante es mostrarte abierto, receptivo y decidido a lo que se venga.

Recuerda que los cambios ayudan a aprender y seguir creciendo.

Rodéate de gente positiva

Para tener una buena actitud, rodéate de personas positivas, vitales y entusiastas. De esta manera mejorará tu ánimo, productividad y la forma de ver tu trabajo.

Sé puntual

No llegar a la hora que debes es una de las principales señales de la desmotivación.

Procura estar siempre a tiempo, porque así tendrás mejor disposición para laborar y menos estrés.

Mantén buena actitud en las juntas

No pienses que son tediosas o una pérdida de tiempo, mejor considéralas una oportunidad para exponer alguna situación, buscar soluciones o proponer nuevas formas de trabajo y así crecer mejor.

Sé proactivo

Siempre busca hacer algo más y que nazca de ti, no porque haya sido alguna indicación de tu líder.

Cuando te desmotivas, pierdes el interés de cambiar las cosas y resolver problemas, lo que afecta tu imagen y productividad. Busca ir más allá y verás lo feliz y satisfecho que te sentirás.

Con información de Universia

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario