Da el salto de gestor a guía

Foto: Shutterstock

El empresario y experto en management Vineet Nayar señala que cuando los gerentes dejen de hablar de sus tareas diarias y hablen de su visión sabrán que se han convertido en líderes.

Un líder se distingue de un gerente en que no sólo tiene una buena mezcla de habilidades gerenciales, sino que tiene la capacidad de ganar corazones y mentes de la gente bajo su influencia, de manera que tenga la confianza de que los valores de la empresa están en el lugar correcto, señala la Asociación Americana de Management (AMA por sus siglas en inglés).

Hay varias diferencias entre un gerente y un líder. Algunos especialistas señalan que el gerente se centra en el corto plazo, no toma riesgos, razona de manera deductiva, promueve la mejora continua con el seguimiento de las normas establecidas, crean planes y presupuestos.

El líder en cambio es un visionario e innovador, promueve la eficiencia y el desarrollo de las personas; cuando abandona la empresa, sus seguidores van detrás de él, adopta riesgos, usa razonamientos inductivos, por mencionar algunas diferencias.

Un gerente no siempre será un líder y un líder no siempre será un buen gerente. Pero ¿puede un gerente convertirse en líder? Si es así ¿cuándo saber qué eso ha sucedido?. Vineet Nayar, empresario indio, escritor y filántropo señala en un artículo escrito en Harvard Business Review tres cambios que se deben dar cuando se deja de ser un gestor y se transforma en una guía.

Contar valor vs crear valor. Los gerentes cuentan valor, no lo agregan, incluso lo reducen cuando despiden a aquellos que lo aportan. Un líder dirá “usted resuelva A, mientras yo me ocupo de B”, es decir, genera valor por encima de lo que el equipo crea, permite que las personas sean el distintivo de un liderazgo bajado en la acción.

Círculos de influencia vs círculos de poder. Del mismo modo que el gerente tiene subordinados, el líder tiene seguidores. El primero crea círculos de poder, el segundo de influencia. Para saber en cuál está haga un ejercicio: cuente el número de personas que, fuera de su rango de jerarquía, viene a usted a pedirle un consejo. Cuanto más lo hacen, más es percibido usted como un líder.

Guiar personas vs gestionar trabajo. La gestión consiste en el control de grupos de personas o el conjunto de entidades para cumplir una meta. El liderazgo se refiere a la capacidad de un individuo para influir, motivar y capacitar a otros para contribuir al éxito de la organización. La influencia y la inspiración separan a los líderes de los gerentes, no el poder y el control.

“El mundo necesita líderes que puedan pensar más allá de los problemas, que tengan una visión e inspiren a la gente a convertir los retos en oportunidades… Cuando –los gerentes- dejen de discutir sobre las tareas diarias y hablen de la visión, el propósito y sus aspiraciones, es cuando sabrán que han convertido en líderes”, sostiene Vineet Nayar.

contacto@elempresario.mx

CRÉDITO: 
Redacción

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.