Cuatro pasos para pedir un aumento

Primero aumenta tu productividad y demostrar por qué eres valioso. Foto: Especial

¿La quincena ya no te rinde como antes, tienes mayores gastos, hasta tienes que pedir prestado y llevas varios años en tu compañía? Tal vez es momento de pedir un aumento.

Solicitar un aumento de sueldo puede ser de las cosas más estresantes para los empleados, ya que provoca nerviosismo por cómo solicitarlo, pues una palabra o gesto puede estropearlo todo. Para la empresa, también representa algo crítico porque si sus colaboradores no satisfacen su necesidad económica, se producirá un aumento de rotación laboral.

La primera clave para pedir un aumento es mejorar el desempeño, así como amar lo que se hace, llevarse bien con los compañeros de trabajo, conectar con una cultura laboral y demostrar lo valioso que se es para la compañía.

“Por ello, cuando se trata de negociar un aumento el dinero es sólo una parte de la conversación; también debes pensar en ser un elemento indispensable en el que no duden en invertir”, explicó Mario Cantón, director de Customer Experience de Steelcase México, empresa enfocada en innovación e investigación de entornos laborales.

Asimismo, si se quiere asegurar el aumento, se deben seguir los siguientes cuatro consejos:

Procura tu bienestar

Lo principal es cuidar tu bienestar emocional y físico, pues de lo contrario no tendrás un adecuado crecimiento.

Hoy es casi imposible no estar expuesto a altos niveles de estrés. Tan sólo en México, 6 de cada 10 profesionales sufren el síndrome del burnout.

Si a eso le sumas la mala decisión de hacer un maratón de la nueva temporada de tu serie favorita a mitad de semana, el resultado es un círculo vicioso de falta de sueño. ¿El problema? Según McKinsey, un cerebro cansado pierde la habilidad de tener un juicio adecuado, aprender, hacer nuevas conexiones y encontrar diferentes perspectivas.

Vivir estresado puede ser la razón de que no tengas tu anhelado aumento que estás planeando.

Aporta soluciones creativas

La innovación es el Santo Grial de todas las organizaciones, por lo que los empleados con un ADN creativo son un Rey Arturo en potencia.

Las personas están muy conscientes de ello: 72% de la fuerza laboral cree que su futuro y éxito depende de su creatividad, según un estudio conjunto de Steelcase y Microsoft.

Para ponerla en práctica, por ejemplo, durante el desarrollo de un proyecto complicado pregúntate: “¿Qué más podemos hacer en este caso?”. Así seguirás explorando soluciones, puntos de vista y aportando una nueva manera de abordar el reto.

Abandona tu zona de confort

Deja la seguridad de tu cubículo o escritorio; aprovecha los espacios abiertos y diferentes zonas de trabajo para “posicionarte”.

Platica con otros empleados para conectar con los demás equipos y aportar a sus actividades (sin invadir o entorpecer sus tareas).

No te limites a cumplir con las expectativas mínimas; demuestra que tu potencial es mayor que el que refleja tu puesto actual.

Prepara tu pitch

Si tu evaluación está cerca asegúrate de tener evidencias claras y cuantificables de tus esfuerzos.

Puedes hacer un pequeño reporte con los resultados y proyectos en los que has colaborado. Esto se convertirá en un gran pitch de por qué sí mereces el aumento que solicitas.

“A medida que mejores tu propio desempeño, no sólo trabajas tu estatus como profesional, sino que beneficias a tu propio equipo. Ésta es la ruta a un esquema mucho más sustentable y productivo; por ende, a empresas más exitosas. Esto es algo en lo que, definitivamente, los líderes estarán dispuestos a invertir con mayores sueldos”, concluyó Mario Cantón.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario