Crece el home office en México

Foto EE: El Economista

Trabajar desde casa o un coworking beneficia a las empresas y colabordores, a éstos últimos porque les permite ahorrarse el dinero y tiempo que gastan en trasladarse, compaginar así mejor el trabajo con su vida personal y reducir el estrés. Por su parte, gracias al trabajo remoto, las empresas consiguen reducir el consumo de energía, el tamaño de los centros de trabajo y el desgaste de recursos materiales.

En México hay 71 millones de usuarios de Internet, según la última Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) del Inegi realizada en 2017.

El estudio Búsqueda de Empleo por Internet en México 2017 de la Asociación de Internet.mx indica que uno de cada cien internautas prefiere trabajar en casa. A diez de cada cien le interesa una modalidad mixta; es decir, algunos días en la oficina y otros en casa. Los 89 restantes están dispuestos a trasladarse a una oficina.

Además, 44 por ciento de usuarios de internet tienen disposición para hacer un recorrido de hasta una hora a su lugar de trabajo. En tanto, 29 por ciento podrían hacer más de una hora para llegar al trabajo. El estudio se integró con una muestra de 3,763 internautas y 49 por ciento de estos declararon estar desempleados.

Muchos directores de recursos humanos insisten en las supuestas desventajas del trabajo desde casa: fácil distracción del colaborador, dificultad para supervisar el trabajo e imposibilidad de cumplir objetivos.

Lo importante es la productividad

La productividad del trabajador debería ser la prioridad de las empresas, no la posibilidad de monitoreo o que los empleados estén pegados a una computadora, asegura Ana Luisa Zepeda, directora de Capital Humano del centro WTC, de GINgroup, empresa líder en soluciones de capital humano en Latinoamérica.

El home office le permite al colaborador organizarse y entregar su trabajo en los tiempos que indique la empresa. El capital humano que hace home office puede tener otra actividad laboral y continuar prestando su servicio a la empresa. Se le pueden asignar proyectos alternos al colaborador que ayuden a expandir la marca de la compañía”, indica Zepeda en entrevista con Factor Capital Humano.

"Con el trabajo remoto, las empresas generan un sentido de pertenencia entre los millennials y las generaciones siguientes que también pueden ser productivos trabajando bajo este esquema", afirma la especialista.

“El home office no significa que el colaborador tenga que estar en casa. Pueden estar conectados en otro lugar, como un café, un restaurante o cualquier espacio donde tengan mayor concentración y creatividad”, aclara Ana Luisa Zepeda.

La directora de capital humano de GINgroup WTC considera importantes dos aspectos para que el home office funcione: que la cultura de la empresa se enfoque en cumplimiento de objetivos y el uso de tecnología.

Seguros

Las áreas laborales más factibles para implementar el teletrabajo son las relacionadas a tecnologías de la información y servicios como ventas, seguros o educación. Community manager, asesor de seguros o maestro en modalidad en línea son algunos ejemplos de puestos que pueden trabajar fuera de una oficina.

En México, la aseguradora Axa, la universidad privada UTEL y la empresa de servicios Grupo Cosmic permiten a sus colaboradores hacer home office.

Axa tiene un total de 3 mil 949 colaboradores, de los cuales mil 348 de estos pueden hacer home office hasta dos días por semana. En suma, un empleado de la aseguradora podría llegar a trabajar desde su casa hasta por tres meses del año.

“Lo que más valoran nuestros colaboradores es el ahorro en tiempo y gasto de traslados, así como mayor calidad de vida y menos estrés”, comenta Óscar Méndez, vicepresidente ejecutivo de Recursos Humanos en Axa México.

Para Méndez, el home office significa un cambio en la cultura laboral. “Es un reto para algunas generaciones que típicamente están acostumbradas a la relación cara a cara y más fácil para las generaciones que están más familiarizadas con la tecnología”, apunta.

Axa ha identificado en el home office beneficios como la optimización de espacios. En sus oficinas han conseguido crear áreas de esparcimiento para sus colaboradores.

“Hemos realizado algunas encuestas con los managers que lideran equipos que hacen home office y los datos nos arrojan que mantienen la productividad; incluso, algunos consideran que la productividad es mayor”, afirma Óscar Méndez.

Educación en línea

Por la naturaleza de su sistema educativo, en la Universidad Tecnológica Latinoamérica en Línea (UTEL) las actividades de los maestros se basan en el teletrabajo.

Los docentes de licenciaturas, maestrías y doctorados ingresan a la plataforma de la universidad al menos una vez al día para revisar las tareas o resolver dudas de los alumnos. Una vez por semana deben tener comunicación en tiempo real, pero es el maestro quien elige el día y la hora para conectarse con los estudiantes.

La universidad tiene una plantilla de aproximadamente 800 maestros que imparten clases en línea desde distintos puntos de México y países como Australia, Canadá, Venezuela o España.

Este esquema de trabajo permite a los maestros tener otro empleo y generar ganancias extras porque se autoadministran.

“Evitas tiempos en traslados, ahorras en gasolina, taxis o camiones y alimentos. Tampoco hay gasto en libros o fotocopias porque el material es digital y ya está cargado en el sistema”, detalla Claudia Mejía, directora de Recursos Humanos de la UTEL.

Mantener la calidad educativa en un sistema en línea es uno de los retos que ha enfrentado la universidad y lo logró resolver con una rigorosa selección de la plantilla docente. Mejía asegura que para ser maestro solicitan requisitos como: una trayectoria docente comprobada, experiencia impartiendo clases en línea y experiencia profesional en las materias que darán.

“En infraestructura hay un ahorro porque el escenario educativo es un aula virtual. La modalidad nos da la ventaja de tener una plantilla de profesionistas que no trabajarían con nosotros si tuviesen que trasladarse a un espacio físico”, indica Claudia Mejía. La UTEL oferta 21 licenciaturas, 21 maestrías, 3 másters y 1 doctorado.

Ventas y servicios

Grupo Cosmic es una empresa de Ciudad de México que se especializa en reclutamiento de capital humano y capacitación para promotores de productos nuevos de otras compañías. En el home office han encontrado la oportunidad de tener presencia en ciudades donde no cuentan con oficinas.

“Es una buena opción de trabajo, pero requiere mucha autodirección y disciplina de quienes usan esta modalidad”, dice Michel Pérez, líder de Reclutamiento de Grupo Cosmic.

Los colaboradores que hacen teletrabajo cumplen tres funciones: reclutan, contratan y capacitan a los promotores de nuevos productos. La empresa no exige cumplir con un horario específico, sino con objetivos. De esta manera capital humano puede compaginar sus actividades para la compañía con otros trabajos, comenta Michel Pérez.

Grupo Cosmic cubre los gastos operativos de los empleados que trabajan en posiciones remotas. Pero tres requisitos para ser contratado bajo este esquema son contar con equipo de cómputo propio, teléfono móvil y conexión a internet en el domicilio.

CRÉDITO: 
Gerardo Hernández