Crear moda accesible y responsable, clave de éxito de C&A en México

La marca cumple 20 años en México. Foto: Especial

La ropa ha dejado de ser un simple artículo de la vida diaria, las demandas de los consumidores son cada vez más altas, generando nuevas marcas, pero en un mundo donde la oferta en tanta, ¿cómo puede una empresa sobrevivir y destacar en el mercado?

Para Marcos Guerrero, director comercial y markenting en C&A, un elemento primordial para sobrevivir a lo largo de los años es buscar transformar la industria de alguna forma, creando propuestas diferentes a lo convencional y adaptándose a la cultura de la región donde se encuentren.

En su caso, detalló su principal arma ha sido crear moda accesible de manera responsable y teniendo al cliente como centro del negocio.

“Esto ha propiciado que cada acción desde la creación del producto, pasando por la cadena de suministro hasta la actividad en tiendas se genere bajo esta premisa que cierra el ciclo con nuestro cliente, centro de este negocio”, explicó en entrevista con El Economista.

La marca que está celebrando 20 años en México, hoy cuenta con 77 tiendas en el país, con planes de expansión en Coapa, Ciudad de México y reabrirán Angelópolis Puebla, donde comenzó la primera tienda en México y que ahora tendrá un nuevo concepto.

Otro elemento que ha sido primordial para la permanencia de la marca es que desde el comienzo han ofrecido una variedad de productos para toda la familia: desde las colecciones para recién nacidos, hasta colecciones completas para niños, jóvenes y adultos, todas con un toque especial.

“Gracias a estrategias de tropicalización de producto por región y al entendimiento de cada uno de nuestros mercados hemos continuado con la tendencia estable permitiéndonos evolucionar la experiencia en tiendas y de esta forma llevar la experiencia del consumidor al siguiente nivel, esto sin perder de vista las nuevas tendencias de consumo digital de los clientes”.

Sustentabilidad, una prioridad

Una de las medidas más destacadas que ha realizado la marca en los últimos años es la conciencia de sustentabilidad, donde han implementado el uso de materiales como algodón orgánico, viscosa sustentable y próximamente algodón reciclado. También procesos como el de Bio-Wash, que utiliza menos cantidad de agua en pantalones de mezclilla.

“El principal reto al que nos hemos enfrentado en el sector es lo referente a sustentabilidad, estamos comprometidos con transformar la industria de la moda en México dónde todos en el sector debemos cobrar conciencia del impacto que generamos en las personas y el planeta”.

De igual manera, crearon la campaña de reciclaje ReutiliC&A, donde los clientes pueden llevar prendas que no utilicen y a cambio, obtendrán un certificado de descuentos de hasta 15 por ciento.

Cultura laboral

Las estrategias de ventas, comunicación y producción responsable, no son los únicos elementos que han posicionado a C&A en el país, ya que como en toda empresa, el talento humano es fundamental.

En este sentido, Marcos explica que la cultura laboral es una de sus principales fortalezas, por lo que antes que todo, los colaboradores están primero.

Por ello, trabajan en la conformación de un entorno de igualdad laboral bajo políticas de no discriminación y sana convivencia. Por ejemplo, cuentan con los Siete Principios de Empoderamiento de la Mujer implementados por la Organización de las Naciones Unidas, y también son parte de la red de Pride Conection.

“Ese mismo marco permea en nuestros socios comerciales, lo que nos permite vivir nuestra cultura laboral de forma circular: desde nuestra cadena de suministro y proveeduría hasta nuestro staff en tiendas, que son quienes tienen contacto directo con nuestros clientes”.

Añadió que son conscientes de que trabajar con la marca, es la primera experiencia laboral de muchas personas, por lo que constantemente promueven su crecimiento en la organización.

Al reclutar talento, lo principal que buscan en una persona son pasión y actitud, para que disfruten ser parte de la marca, sientan los valores e intereses del negocio, que van más allá de sólo vender, y que a la vez tengan la garantía de tener oportunidades para su desarrollo laboral y personal.

“En suma, al cómo hacemos las cosas, esto nos ha permitido posicionarnos como marca empleadora y a seguir haciendo moda accesible de manera responsable”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario