Crea un buen curriculum inglés y asegura la vacante

Foto: Shutterstock

Actualmente el inglés es el idioma internacional y cada vez más empleos exigen su dominio. En México, de acuerdo con una encuesta realizada por OCCMundial, sólo 11% de los profesionistas domina el idioma y 39% lo maneja de una forma fluida, incluso, la mitad de los encuestados asegura haber perdido una oportunidad de empleo por no hablar inglés.

El primer acercamiento que se tiene con una empresa es por medio del curriculum vitae (CV), su presentación y redacción es la clave para pasar a una entrevista personal. Además, cada vez un mayor número de empresas solicita un CV en inglés y éste requiere el mismo compromiso que en español.

Javier Figarola, CEO de ABA English, aplicación para smartphone que permite aprender inglés a partir de películas y escenas, donde los alumnos realizan un aprendizaje didáctico, brinda una serie de consejos que hay que tener en cuanta al redactar un currículum.

El empresario detalla que hay que evitar la traducción literal del currículum debido a que traducir tal cual el español es una prueba de un reducido nivel del idioma. También hay que manejar un lenguaje profesional que refleje la experiencia y fortalezas.

Javier Figarola puntualiza que no hay que incluir datos personales o fotografía en un currículum en inglés, a menos que la vacante lo requiera, esto porque en el Reino Unido y Estados Unidos no se comparte esta información, con el fin de respetar la legislación contra la discriminación.

Al iniciar el CV, hazlo con un resumen ejecutivo donde se incluya perfil profesional, experiencia y fortaleza. El empresario también recomienda llevar un orden anticronológico, partiendo del último puesto laboral y títulos profesionales al más antiguo.

En el CV en inglés, como en español, es fundamental no mentir en la información ni inflar porcentajes de dominio de idioma. “Todo se termina notando, y más si dices tener un nivel ‘nativo’ de inglés y no puedes mantener una conversación por teléfono con la responsable de recursos humanos”.

Haz uso de los verbos de acción a la hora de redactar el CV, para aportar profesionalidad y rigor (analyzed, coordinated, led, organized, supervized), pero evita la repetición del pronombre personal I; en su defecto, inicia los párrafos con el verbo en gerundio o participio pasado.

Por último, procura no exceder dos cuartillas de extensión y revisa siempre antes de enviar, la mejor forma de acompañar un CV en inglés es ser capaz de expresarse con claridad y firmeza en una entrevista de trabajo.


Aplicación para smartphone

Las nuevas plataformas tecnológicas son una alternativa para que los empleados que no cuentan con suficiente tiempo y requieran aprender el idioma en un corto plazo lo logren. Aquí es donde la metodología de ABA English asegura un buen nivel de inglés.

En nuestra metodología creamos situaciones, como si te fueras a vivir al extranjero, y las llevamos al mundo digital, ello te hace estar todo el tiempo hablando, lo cual es importante porque para dominar un idioma tienes que practicar mucho”, menciona Javier Figarola.

Además, la plataforma es la única que al terminar todos los niveles otorga un certificado de la Universidad de Cambridge, y, al estudiar un nivel, que equivale a 40 horas, se avanza lo equivalente a un semestre en una universidad.

La aplicación digital surgió en el 2012, pero 40 años atrás el concepto fue creado por Severo Figarola, padre de Javier Figarola, cuando creó la empresa Home English, pionera en España en los años 60 en la enseñanza de inglés y que fue vendida a Grupo Planeta.

Después, Javier Figarola se incorporó a ABA English con la misión de actualizar el curso y adaptarlo a los cambios tecnológicos pero con la visión de mantener la esencia de la metodología didáctica original.

“A pesar de tener experiencia, llegamos tarde, porque en el 2012 ya había muchas aplicaciones”, relata Javier, puesto que actualmente compite con aplicaciones como Duolingo, Cambly y Babbel, la diferencia “está en nuestro modelo y en que nos enfocamos sólo al inglés”, finaliza Javier Figarola.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.