Controla la mente de tus clientes

Foto: Archivo/El Economista

La única manera de lograr que tu futuro cliente se sienta atraído por lo que le brindas es motivándolo

Arrancar un negocio no es sencillo; conseguir clientes mucho menos. Es este último punto el que más preocupa, pues sabemos lo importante que es el tema de las ventas para el futuro de la empresa, no por nada se dice que “debes vender para validar tu modelo de negocio”.

Cuando un cliente está dispuesto a pagar por lo que ofreces es normalmente sinónimo de que el producto (o servicio) es de buena calidad, funcional y satisface una necesidad. Sin embargo, siempre surgen interrogantes: ¿cómo lograr mayores ventas? ¿Qué tan indispensable es mi producto para el cliente? ¿Cómo posicionar a la empresa como la favorita entre los consumidores?

Por esta razón y con el objetivo de brindar herramientas a los profesionales, Joseph Sugarman presenta Los resortes psicológicos de la venta, obra en la que se revelan los “secretos que muy pocos profesionales conocen y, además, enseña cómo lograr que el cliente se sienta tan culpable que no pueda evitar comprar lo que le ofrecen”.

Sugarman asegura que la única manera de lograr que tu futuro consumidor se sienta atraído por lo que le brindas es motivándolo. Debes hipnotizarlo y hacer que quede totalmente fascinado de lo que dices, que esté atento a cada palabra; es decir, satisfacer su curiosidad.

Aquí describiremos para ti 15 de 30 consejos que plantea el autor, pues con ellos empezarás a controlar la mente del consumidor: motivándolo, persuadiéndolo e influyendo en su decisión.

Estés o no dentro del campo de las ventas, estas herramientas provocarán un cambio considerable en tu vida personal y profesional.

Eleva las ganancias de tu empresa

Tener la posibilidad de incrementar tus ventas va más allá de trucos milagroso. Convertirse en un experto en este campo no es nada fácil, sin embargo, la receta consiste en utilizar adecuadamente las herramientas de Sugarman ofrece:

  • 1. Continuidad y naturaleza. Una vez que el cliente decide dónde comprar, repite el patrón. Es importante reconocer las razones por las que adquiere tu producto.
  • 2. Resalta defectos y soluciónalos. Ubica cualquier falla que tenga tu producto. Ahora, muestra lo inapreciable que es en comparación de todos los beneficios que ofrece.
  • 3. Propiedad y pertenencia. Haz que el cliente use su imaginación para sentirse más involucrado en el producto. Dile que al adquirirlo pertenecerá a un grupo selecto.
  • 4. Cuenta cuentos. Cuenta una historia que tenga que ver con tu producto y que te permita crear una conexión con tu cliente. Demuestra el valor del producto, compáralo con otros.
  • 5. Emoción y lógica. Añade pasión a lo que ofreces. Mientras más emoción muestres, más ventas generas. Justifica la compra con lógica, habla de sus características y ventajas.
  • 6. Convence con credibilidad. Proyecta una convicción de satisfacción que seduzca a tu cliente. Transmite información veraz, no exagerada y completamente creíble.
  • 7. Genera exclusividad y culpa. Haz que los clientes se sientan en deuda contigo y quieran comprar. Limita la disponibilidad del producto y haz sentir especial al cliente.
  • 8. Dale esperanza y curiosidad. Averigua qué le da al cliente la esperanza de que el producto que compre le brinde un beneficio. Prométele un futuro positivo con él.
  • 9. Sé humilde y sincero. Involucra a los clientes en el proceso de la venta, no les hables con superioridad ni humildad. Sé veraz en todo lo que digas.
  • 10. Toma el ejemplo de las grandes. Ubica a las empresas exitosas en tu campo. Estudia su método de efectividad y, sin copiar, modela tu enfoque y añade tu propio sello.
  • 11. Argumenta con datos y cifras. Añade datos concretos a tus afirmaciones. Investiga los hechos y utiliza los detalles para justificar la compra de tu producto
  • 12. Justifica con lógica. Si bien la emoción sólo vende, la lógica es la que justifica la compra. Convierte las características del producto en ventajas.
  • 13. Crea sensación de urgencia. Busca la razón por la que tu producto debe ser adquirido ya. Da fuertes incentivos para la adquisición inmediata.
  • 14. Forma un eslabón. Añade a tu producto características que lo identifiquen con algo que tu cliente ya conoce y entiende. Logra que lo quiera coleccionar.
  • 15. Habla con seguridad y autoridad. El cliente comprará el producto a una persona experta en el campo y en la que pueda confiar. Muéstrate seguro ante el consumidor.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López