Consejos para sobrevivir a los malos tiempos

Foto tomada del Facebook/ José Gerardo González Rocha

La quiebra de una empresa y la muerte se parecen. Para el empresario, despedirse de su compañía es como sufrir la pérdida de un ser entrañable. Pero a diferencia de la muerte, el emprendedor sigue vivo gracias a su espíritu, que lo pone en pie y le permite seguir adelante.

Ésta es una de las premisas del libro “La magia de los negocios que no quiebran”, de José Gerardo González Rocha, Dr Roch quien aconseja a las compañías enfrentar los malos tiempos reduciendo al mínimo las deudas sin pagar, mantener lo más bajo posible los gastos fijos y generales del negocio y contar con un presupuesto anual fijo para la capacitación del empresario y su personal clave.

Además, contar con un catálogo de productos diversos y de mejora constante, tener un departamento de investigación y desarrollo; capacidad para reconocer errores; conciencia de lo que cuesta a la empresa la falta de compromiso; invertir en sistemas de seguridad para procesos críticos y preparar al equipo para tareas múltiples.

En el libro da un paso atrás. Es una guía dirigida a emprendedores y nuevos empresarios para que se desenvuelvan en el campo de batalla. Lo primero es conocer que el negocio es un proceso, en el que hay una serie de elementos, que es perfectible, por lo tanto su mejora es continua. En segundo término hay que vencer los miedos y los temores y saber cómo ser un empresario.

LA MESA

González Rocha es doctor en Comportamiento Organizacional y Humano por la New Port University. Es consultor, conferencista y coach internacional, entre otras actividades. Para comprender el significado de negocio, utiliza el ejemplo de una mesa, en la que las patas son mercado, empatía con el cliente; salida de la mercancía y administración de utilidades. Existen también la lámpara que la alumbra que simboliza el desempeño de las persona, y un tapete, que es la reproducción de sistemas.

El más importante es el mercado, que está compuesto por productos, servicios, conocimientos y experiencias emocionales. El punto de partido es llamar la atención del cliente y generar emoción y apremio por poseer lo que ofreces. A eso se le conoce como generar demanda.

González Rocha enfatiza: hacer del dinero un Dios acarrea consecuencias, por lo que recomienda evitar crear compañías sólo para hacer dinero. Los negocios que buscan hacer un bien son los que permanecen en el tiempo. De ahí la importancia del balance en la vida, porque, indica que ésta nos mueve el tapete y nos hace caer, y es la capacidad de recuperación lo que determina nuestra verdadera fuerza.

“Los empresario con éxito son los que en esta vida aceptan la incertidumbre y vencen el miedo. Aprenden de la realidad y de sus experiencias… El empresario cree aprender en cabeza ajena, con las experiencias de otros, pero la realidad es que no puede compararse el grado de experiencia que te regala la vida cuando eres tú quien asume el riesgo”.

Elementos de la mesa del Dr Roch

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario