Cómo tener éxito en lo que no eres hábil nato

Mayim Bialik es actriz y neurocientífica, y aunque no era buena en matemáticas ni ciencias hoy es exitosa. Foto: Cortesía

Comúnmente escuchamos que para ser exitoso, hay que analizar en que somos buenos y dedicarnos a ello, pero ¿qué pasa cuando se tiene una pasión por algo pero se descubre que no se tienen los talentos necesarios para llevarlo a cabo?, ¿hay que desistir? Aún sin esas habilidades se puede tener éxito, sólo es cuestión de aprender.

Ejemplo de ello es Mayim Bialik, doctora en Neurociencia quien no era hábil en materias STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por su sigla en inglés), pero eso que alcanzó su objetivo, además de ser actriz y escritora.

“Siempre me interesó la ciencia y la tecnología, pero no era buena en matemáticas ni ciencia. Por la forma en que me criaron, si no eres intuitivamente bueno en algo, entonces no es para ti, y así lo creí”, relató durante el festival INCmty 2018, encuentro que reúne a emprendedores, empresarios e inversionistas en Monterrey.

Aprender de apasionados

A los 11 años, Mayim se convirtió en la protagonista de la serie Blossom que se transmitía en los años 90 .

Aunque era feliz con su carrera y tuvo ofertas de proyectos, quería demostrar lo buena que era por dentro y no sólo por fuera, así que fue a la universidad para estudiar uno de sus grandes intereses: las ciencias, aunque pensó que no lo lograría.

“Me encantaría decir que era una joven fuerte y empoderada, pero la realidad es que los demás me decían ‘eres estúpida’, ‘no es para ti’ y así lo supuse, como no entendía nada, creí que no era lo mío”.

Sin embargo, Mayim considera que no ser bueno en algo, también tiene que ver en la forma en que se enseñe porque tal vez, se hace de una forma que no es fácil aprender. En su caso, mejoró cuando tomó clases con una tutora de biología“increíble”, quien le hizo ver el mundo de la ciencia de tan apasionante como la literatura y las artes, sus otros amores.

“Sólo porque no eres naturalmente buena en algo, no significa que no lo puedas aprender”, explicó.

Llegó a la universidad pero al ver que los demás tenían mayores habilidades para la ciencia, se inscribió a un programa de cursos para alumnos que no tenían tanta preparación.

Al comienzo, tenía interés por la biología, pero al conocer la neurociencia supo que ése era su destino y tras mucho esfuerzo y pasar dos semestres extras en el programa, lo que le frustró un poco, se tituló con su tesis centrada en el hipotálamo y el trastorno obsesivo compulsivo en el síndrome de Prade-Willi.

Enseñanzas

Para Mayim el camino no ha sido sencillo, pero hoy es exitosa en sus diferentes pasiones: la neurociencia y la actuación, ya que actualmente es protagonista de la sitcom The Big Bang Theory, así como escritora y creadora de un portal que enseña temas, desde ciencias, salud, bienestar, belleza y empoderamiento, entre otros.

Entre las enseñanzas que el camino le ha dado es confiar en uno mismo, esforzarse, que no hay nada que no se pueda aprender, seguir sus pasiones, no dejarse vencer por otros y que no es necesaria una alta posición económica para lograr los objetivos, como en su caso que tuvo una infancia sin muchos recursos y acudió a escuelas públicas.

Asimismo, definir prioridades como ella cuando volvió a la actuación para dar la crianza que quería dar a sus hijos y que como profesora investigadora no podía.

“Algunos nacieron con ello, otros llegamos tarde y no es malo. Al final lo logré y muchos me apoyaron, como mis padres y maestros”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario