¿Cómo llevar mejor las empresas familiares?

De acuerdo con directivos de Citibanamex, sólo una tercera parte de las empresas familiares llega a la segunda generación y apenas el 13% alcanza la tercera, pese a la importancia que representan para la economía mexicana.
Uno de los principales motivos es que tienen prácticas insuficientes en gobierno corporativo (no cuentan con consejos de administración), y tampoco tienen planificado el proceso de sucesión.

En el marco de la presentación del Centro Citibanamex para el Desarrollo de la Empresa Familiar, se dieron a conocer los resultados de una encuesta, entre los que destacan que el 74% de los consultados no tiene un plan de sucesión para el puesto de director general del negocio, además de que el 90% no tiene un plan de retiro por escrito para el mismo.

De acuerdo con Miguel Ramírez, socio fundador de ProfitConsulting, las empresas de este tipo que tienen consejos de administración, están integrados por mismos integrantes de la familia, mientras que las que no tienen consejeros, explican que no lo hacen porque tienen miedo a que alguien más (independiente) les diga cómo tomar decisiones.

En cuanto a la falta de un plan de sucesión, obedece a que la mayoría de los directivos no tiene en mente retirarse.

Sin embargo, para la firma especializada, estos dos aspectos son importantes para un mejor desempeño de la empresa familiar, además de que, dice, un consejo de administración no representa mayores cargas económicas.

“Las investigaciones de Citibanamex sobre la empresa familiar, pioneras en México, pretenden proporcionar información útil sobre la institucionalización de mejores prácticas corporativas, con objeto de facilitar el éxito y la longevidad de las empresas familiares. La gran mayoría de las empresas que atendemos son empresas familiares, y el desarrollo del país requiere necesariamente el fortalecimiento y crecimiento de este sector”, apuntó Alberto Gómez, director corporativo de desarrollo institucional, estudios económicos y comunicación de Citibanamex.

El objetivo del Centro para el Desarrollo de la Empresa Familiar es profundizar y ampliar las mejores prácticas que requieren los empresarios mexicanos para el desarrollo y continuidad de sus negocios.

Entre las principales actividades que se llevarán a cabo destacan: programas de investigación y publicación de resultados; formación y capacitación a consejeros consultivos y clientes de banca empresarial y patrimonial; creación de una red nacional e internacional con universidades; conferencias, foros y seminarios.

apr

CRÉDITO: 
Edgar Juárez / El Empresario