Cinco tips para cuidar tu salud si trabajas de noche

Este horario puede provocar daños en la salud. Foto: Especial

El horario de trabajo tradicional, comienza en la mañana y termina en la tarde, pero ante los requerimientos de muchas industrias, éstos se han adaptado a la noche como médicos, periodistas, personal operativo en plantas, recepcionistas, personal de hotelería y hasta personal de tiendas, lo que puede generarles desórdenes neuropsicológicos, digestivos y hasta cardiovasculares por el desajuste de horario.

De acuerdo con el reporte de Horas trabajadas 2017, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los mexicanos son los que laboran más horas a nivel mundial, sobrepasando las 48 horas a la semana, es decir, el mexicano promedio trabaja cerca de 2,257 horas al año, mientras que en países como Alemania sólo llegan a las 1,356 horas en un año.

Por ello, María Hernando, Directora de Núad SPAmóvil y especialista en wellness corporativo da algunos consejos que los trabajadores de turnos nocturnos pueden llevar a cabo para sentirse mejor y ser productivos en sus labores:

Duerme y descansa

De acuerdo a la Clínica de Trastornos del sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM, el insomnio se ha convertido en un síntoma universal que afecta especialmente a quienes cumplen con jornadas rotativas o nocturnas, ya que en la mayoría de los casos su descanso se reduce a cinco horas en comparación a las personas que cumplen sus actividades por la mañana.

Hoy en día existen muchas técnicas que los trabajadores e incluso las empresas donde trabajan pueden implementar para combatir esta problemática y son los ejercicios de relajación y meditación.

“Los talleres de técnicas para antes de dormir, son de gran ayuda para combatir problemas de sueño, ya que se enseñan ejercicios de que se pueden llevar acabo antes de dormir o durante el insomnio y con los cuales se mejora la calidad de descanso y se reduce el agotamiento físico y mental de los trabajadores” explica la especialista.

Realiza alguna actividad que induzca la relajación

Si el dormir durante las mañanas o tardes te resulta complicado porque tu reloj biológico no se adapta a dormir durante el día.

María Hernando recomienda realizar el siguiente ejercicio de meditación que te ayudará a relajarte y a poder conciliar el sueño de forma más fácil:

Cierra tus ojos, acuéstate boca arriba y siente cómo tu cuerpo hace contacto con la cama. Cada vez que exhales, tu cuerpo se vuelve más pesado, mucho más pesado. Siente cómo se empieza a derretir por dentro (como si fueras mantequilla) y tu cuerpo se escurre por la cama, hacia el piso… siente cómo el sueño empieza a llegar, y permite que entre.

Cuida tu alimentación

Por tus horarios de trabajo es posible que la comida rápida o en la calle sea la mejor alternativa para ti, además del café, los refrescos o bebidas energizantes que ayudan a mantenerte despierto, el problema es que causan grandes estragos a tu salud, los cuales también afectan que realices de forma adecuada tu trabajo.

Poco a poco ve reduciendo el consumo de alimentos procesados, enlatados, embutidos, conservas y prepara los alimentos con poca grasa y sal, “aunque suene cliché es importante aumentar el consumo de verduras y frutas las cuales contienen vitaminas, minerales y antioxidantes, nutrientes esenciales para alcalinizar tu organismo y evitar la creación de hongos, de mucosidad, de estreñimiento, de infecciones virales, osteoporosis, incluso hasta cáncer”, afirma Hernando.

En cuanto a las empresas y dueños de negocio, la Directora de Núad SPAmóvil recomienda hacer lo siguiente, para ayudar a los colaboradores y la productividad de la organización:

Inculcar una cultura de bienestar y autocuidado

Con talleres de concientización y de transformación mental, que permitan cambiar la forma como te percibes y como percibes el mundo, que les ayuden a modificar hábitos que desequilibran la mente, hacia una mente y un cuerpo en equilibrio.

Implementar programas de bienestar para los colaboradores

Al cuerpo no se le puede engañar, por ejemplo como seres vivos contamos con los ciclos circadianos que son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario y que responden, principalmente a la luz y la oscuridad en el ambiente, dormir por la noche y estar despierto durante el día es un ejemplo de ello.

Por ello, es tan importante que las empresas que tienen turnos nocturnos cuenten con programas de bienestar que reduzcan los niveles de estrés, promuevan la actividad física y el cuidado emocional y nutricional, para que los colaboradores mantengan un estado de salud óptimo y sean productivos en su horario de trabajo.

“Por cada riesgo de salud disminuido, puedes mejorar la productividad individual hasta 4 veces más, puedes reducir las horas que se pierden por enfermedades, y además por ende, reducir la tasa de siniestralidad en la empresa, que redundará en la reducción de los costos de tus pólizas de seguros”, detalla Hernando.

Recuerda que los malos hábitos de sueño y alimentación, provocan enfermedades y dificultades de concentración lo cual, disminuye tu productividad en el trabajo. Los equipos de recursos humanos, compensaciones y beneficios o Rewards, son los primeros que deberían poner el ejemplo si quieren comenzar a cambiar la cultura empresarial y mejorar la salud y productividad de sus colaboradores.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario