Cinco errores a evitar al vender en línea durante el Buen Fin y fin de año

Para tener un buen servicio hay que tener el portal en buenas condiciones. Foto: Especial

El fin de año es la época donde lascompras en todos los comercios se incrementan considerablemente, por lo que es una buena oportunidad para que los negocios la aprovechen al máximo, sobre todo si venden en línea, ya que será esa vía la preferida por los clientes.

En México el comercio electrónico genera ganancias anuales por más de 329,000 millones de pesos, con un crecimiento acelerado de casi 30% (período 2016 a 2017), concentrándose la gran parte de las ventas en fechas como Navidad, HotSale y El Buen Fin, indica el Estudio de Comercio Electrónico en México 2017 elaborado por la Asociación Mexicana de Internet,

En el caso del Buen Fin, este año espera una derrama económica de 100,000 milones de pesos, además que 60% de las ventas totales se harán en pequeñas y medianas empresas, revela la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El incremento de tráfico y la demanda en los portales puede ser estresante para las empresas, sobre todo las pequeñas que si no tienen un buen servicio, pueden tener importantes pérdidas.

Para evitarlo y tener clientes felices, hay cinco errores que se deben evitar, los cuales son:

No tener un plan de web hosting adecuado

Durante Navidad, Black Friday, Cyber Monday y el Buen Fin, se registran picos de tráfico tan altos que pueden “tirar” cualquier página de internet que no cuente con un buen servicio de alojamiento web (web hosting). Si tu tienda en línea tiene una interrupción de servicio en el día de mayores ventas, las pérdidas económicas serán apenas comparables con la pérdida de reputación de tu marca.

Incluso si tu sitio no falla, el tráfico intenso puede hacer que la página sea muy lenta. Por eso necesitas un adecuado servicio de hosting seguro y con buen soporte técnico.

No tener copias de seguridad de tu sitio

El exceso de tráfico no es lo único que puede afectar tu sitio. De hecho, existe software malicioso que puede romper las medidas de seguridad de tu página y bloquear el acceso. Por eso es importante contar con un backup reciente de tu sitio web para evitar perder el contenido.

Puedes realizar backups manuales y almacenar las copias en locales físicos como un pendrive USB o en un disco externo HD. Pero tambíen puedes contratar un servicio que realice una copia de seguridad de manera automática y la almacene en la nube.

No tener protección contra hackers y malware

No todas las personas que visiten tu sitio estarán ahí para comprar. El malware puede provenir desde cualquier parte del mundo con la intención de robar información o detener tus operaciones.

Lo más recomendable es que apliques las mejores prácticas: usar contraseñas seguras, sospechar de correos electrónicos extraños y mantener tu hardware y software actualizado y seguro.

Asimismo, puedes agregar capas extra de protección contratando un servicio que detecte y elimine malware, además de tener certificados SSL, servidores de seguridad actualizados y que cuenten con seguridad física.

No tener suficientes opciones de atención al cliente

Tus potenciales clientes esperan un servicio al cliente inmediato, eficiente y a través de los canales que ellos usan como chats y redes sociales. Si bien, esto es importante durante todo el año, es fundamental que, a pesar del aumento de tráfico en tu negocio, seas capaz de brindar un servicio con gran calidad.

Si solo das soporte por correo electrónico, deberías considerar la opción de Facebook Customer Chat o una extensión de chatbot adaptada a tu plataforma de comercio electrónico para manejar las preguntas comunes.

No tener un plan para atender la sobre-demanda de pedidos

Concretar muchas ventas puede ser sencillo; surtir todos esos pedidos puede ser un dolor de cabeza. Cuando tienes que entregar muchos pedidos, el embalaje y envío pueden convertirse en un cuello de botella que provoque retrasos ​​y clientes insatisfechos. Si deseas que esos clientes regresen después de las vacaciones, asegúrate de tener un plan para optimizar este apartado.

Puedes solicitar suministros de envío adicionales de forma anticipada y tener etiquetas, cajas, cintas y materiales de remisión extras para atender esta demanda. La completa satisfacción de tu cliente está en tus manos.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario