Cinco claves para entender al cliente post Covid-19

Hay que adaptarse a sus nuevos comportamientos. Foto: Especial

La pandemia del coronavirus cambió radicalmente la forma en que vivíamos, algunas actividades ya no podrán realizarse o cambiarán las dinámicas y las rutinas de la vida diaria se modificarán, lo que a su vez conlleva a nuevo comportamiento al consumir, en la nueva normalidad nacerá el “cliente post Covid-19”, a quien las marcas deben ir conociendo.

Entre los nuevos comportamientos están las compras más responsables, sustentables y digitales por las compras que se realizan en línea. De los mexicanos, 35% afirma que tras el confinamiento seguirá realizando compras vía online con mayor frecuencia, y 41% optará por aquellas marcas que muestren un rol más activo en favor de la sociedad, de acuerdo a un censo realizado por DDB México.

“Será fundamental que las empresas comiencen a enfocar sus esfuerzos en establecer nuevos modelos de venta e interacción, pues es un hecho que los consumidores habrán cambiado para siempre tras el fin de la pandemia; empezarán a buscar aquellas marcas que logren dar soluciones y acompañamiento a sus nuevas prioridades”, asegura Ana Sordo, Marketing Team Manager en Latinoamérica de Hubspot.

Para esta preparación, las empresas deben tomar los siguientes cinco puntos:

Hábitos cada vez más digitales

Tan solo en el mes de abril, las compras de despensa o comida a domicilio a través del ecommerce, crecieron 40%, tendencia que seguirá presente.

Ante esto es crucial que las empresas empiecen con su transformación digital lo más pronto posible.

Más cercanos a las marcas

Ante las restricciones de convivir en el espacio físico con las marcas, las personas buscarán entablar interacciones más profundas con las empresas en por la vía digital.

Datos de HubSpot muestran que el volumen semanal de conversaciones de chat en los sitios y Facebook Messenger han llegado a aumentar hasta 62% en los dos últimos meses, mientras que la tasa de emails abiertos alcanzó su punto más alto el pasado 25 de mayo con un 259 por ciento.

Alto enfoque en el cuidado y desarrollo personal

La actual crisis sanitaria, no sólo ha acrecentado la preocupación de las personas por su salud física, también lo hecho por su cuidado emocional.

De acuerdo con datos de Pinterest, búsquedas de “cómo mantener un estado positivo en tiempos difíciles” aumentaron 6750% en su plataforma a inicios del confinamiento, por lo que han habilitado funciones como la pestaña “hoy”, con el fin de que los usuarios accedan a recursos útiles e información que los ayude a mantener la calma.

Esto obliga a las empresas a encontrar la forma de contribuir a mejorar el bienestar de las personas.

Fuertes lazos hacia lo local

Uno de los sectores más afectados por la crisis ha sido el de las mipymes, lo que ha impulsado cierto sentimiento de “localismo” entre los consumidores a nivel global, revela un estudio realizado por la consultora Kantar, el cual estima que 65% de los compradores está prefiriendo comprar productos que hayan sido creados en su propio país con el fin de ayudar a mejorar la situación económica nacional.

Los negocios tendrán que hacer un gran énfasis en los beneficios de sus productos locales para ganar la preferencia de los compradores.

Nuevo concepto de autoservicio

Tras las nuevas medidas de higiene y distanciamiento social en lugares públicos, las personas regresarán paulatinamente a espacios como las tiendas departamentales con mayores precauciones para evitar el contacto físico con otros clientes o superficies.

En este sentido, las empresas tendrán que acudir a herramientas tecnológicas como sistemas de pago contactless o plataformas de asistencia digital como chatbots, con el fin de ofrecer locaciones más seguras y confiables. 

Cada vez se ve más cerca la llegada de una nueva rutina y con ella, la reactivación gradual de algunas actividades económicas, así como el regreso de la vida social en las ciudades. No obstante, es importante que las empresas empiecen a trabajar en soluciones tangibles a las nuevas prioridades en la vida de las personas.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario