Cinco claves para crear un negocio resiliente en 2021

36% de las compañías se consideran beneficiadas durante pandemia. Foto: Especial

La pandemia transformó al mundo, agarró desprevenidos y sigue dejando estragos en todos los sentidos; sin embargo, aunque el panorama no es alentador, las empresas consideran que también les ha da dado efectos positivos tanto en sus operaciones y finanzas, además que han desarrollado una mejor adaptabilidad y resiliencia, ¿por qué?

De acuerdo al Reporte Global de Resiliencia 2020, elaborado por la consultoría enfocada en riesgos Control Risks, 36% de las compañías consideran que han sido beneficiadas por la pandemia debido a que les permitió madurar sus estrategias de resiliencia, otro 70% que ha mejorado su capacidad para gestionar las interrupciones y adaptarse al cambio, y 90% confía en su capacidad para trabajar de manera remota.

Sin embargo, esto no significa que se demeriten los daños que ha provocado. Ejemplo de ello es que 49%, confesó que fue gravemente afectada.

“La mayoría de las empresas a nivel mundial implementaron programas para hacer frente a la crisis y para adaptarse a entornos que requieren flexibilidad, toma rápida de decisiones y claridad en su comunicación, dándoles la oportunidad de enfatizar sus habilidades y experiencias para generar mejores estrategias”, explicó Nick Allan, director ejecutivo de Control Risks.

Al analizar en que han enfocado sus esfuerzos, se encontró que 52% lo ha hecho en gestión de la continuidad del negocio, 43% en personal de gestión de riesgos y 41% en gestión de crisis.

Conforme pasan las semanas, los porcentajes crecen, pues se está invirtiendo más en los departamentos para prevenir riesgos, proteger sus activos más críticos, incluyendo a su personal, instalaciones, propiedad intelectual y reputación ante futuras pandemias, protestas violentas, robo de propiedad intelectual, terrorismo, extorsiones entre otras amenazas.

Los pasos

Por ello, para tener un mejor comienzo de año y mantener el negocio ante el panorama amenazante y las futuras crisis, se recomienda implementar cinco pasos:

  1. Indicadores clave (KPI´s): se deben establecer para determinar el nivel de madurez de resiliencia. Esto puede lograrse al implementar auditorías que ayuden a identificar, medir y priorizar riesgos.
  2. Opinión de los especialistas en seguridad: no de debe dejar de lado su opinión al buscar para ampliar el alcance de sus estrategias de mitigación específicas. Esto permitirá alinear los riesgos con una metodología de resiliencia adecuada para que compañía tenga flexibilidad para hacer frente a crisis prolongadas, complejas y en evolución.
  3. Participación de las áreas: es necesario que haya una participación de todas las áreas en la generación de una estrategia de riesgos para generar ideas de alta calidad que respondan de manera dinámica y efectiva a los riesgos actuales y emergentes.
  4. Ejercicios de simulación: se deben continuar estas simulaciones de escenarios de crisis complejos que incorporen incidentes, riesgos y / o amenazas. No hay que centrarse solo en los incidentes más comunes, como un ataque de ransomware o un incendio, hay que abrir la mente y tomar en cuenta lo que ahora se presenta.
  5. No se puede mayor resiliencia: hay que tener muy presente que ninguna organización puede mantener un alto grado de resiliencia todo el tiempo. La crisis, disrupción y el cambio son factores que se deben tomar en cuenta para adaptar a la compañía ante las vicisitudes.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario