CEOs tienen poca confianza en la preparación de sus organizaciones ante la Industria 4.0

Foto: Especial

Falta de confianza para influir y aprovechar las oportunidades que ofrece la cuarta revolución industrial caracteriza a ejecutivos de negocios jerárquicos y los titulares de organismos de gobierno a nivel mundial, reveló el estudio Llegó la Cuarta Revolución Industrial, realizado por Deloitte Global.

A pesar de que ejecutivos comprenden el conceptualmente los cambios que traerá la industria 4.0, no están seguros tan seguros de cómo deben actuar para beneficiarse de esos cambios.

El estudio que consistió en una encuesta a 1,600 directivos de 19 países destaca cuatro áreas:

Impacto social

Si bien los ejecutivos ven un futuro más estable con menos desigualdad, no tienen tanta confianza en las funciones que ellos o sus organizaciones pueden llevar adelante para influir en la sociedad en la época de la Industria 4.0.

Una proporción abrumadora (87 %) considera que la cuarta revolución industrial llevará a un mayor nivel de igualdad y estabilidad socioeconómico, y dos de cada tres dicen que las empresas tendrán mucha más influencia que los gobiernos y otras entidades en darle forma a este futuro; sin embargo, menos de un cuarto considera que sus propias organizaciones pueden influir en factores sociales claves como la educación, la sostenibilidad y la movilidad social.

Estática frente a dinamismo

Los CEOs reconocen que quizás no estén preparados para aprovechar los cambios vinculados con la industria 4.0, pero estas reservas no los han forzado a cambiar sus estrategias.

Solo un tercio tiene mucha confianza de liderar sus organizaciones durante esta época de cambio y únicamente 14% tiene mucha confianza en que sus organizaciones están listas para aprovechar en su totalidad los cambios.

Muchos ejecutivos se apegan a los dominios tradicionales (es decir, crear productos y aumentar la productividad) en lugar de desarrollar talento e impulsar la disrupción competitiva que podría dar lugar a la innovación y crear valor.

Talento laboral

Los directivos no están seguros de contar con el talento adecuado para lograr el éxito en la industria 4.0, pero sienten que están haciendo todo lo que pueden para construir la fuerza laboral adecuada.

Solo un cuarto de los encuestados está muy seguro de tener la fuerza laboral adecuada y los conjuntos de habilidades que se necesitan para el futuro.

Asimismo, 86% afirma hacer todo lo que puede para crear una fuerza laboral que se enfoque en esta industria; sin embargo, los temas de recursos humanos siguen siendo de baja prioridad, en lugar de apuntar a aumentar la eficiencia de los trabajadores.

Para las empresas que han colocado las implicancias del talento de la Industria 4.0 en un lugar alto en su lista de prioridades, están analizando el potencial de nuevas funciones que permitan a la gente aferrarse a sus fortalezas al tiempo que aprovechen la tecnología para lograr una mayor innovación, entornos de trabajo alternativos y nuevos abordajes del aprendizaje y el desarrollo.

Tecnología

Comprenden que necesitan invertir en tecnología para impulsar nuevos modelos de negocios, pero les es complicado argumentar a favor de la preparación para aprovechar las oportunidades de la industria 4.0 íntegramente desde el punto de vista comercial, debido a la falta de alineación estratégica interna y el foco en el corto plazo.

Los ejecutivos reconocen que sus inversiones en tecnología actuales tienen una fuerte influencia del deseo de crear nuevos modelos de negocios que, según ellos, tendrán uno de los mayores impactos en sus organizaciones.

Sin embargo, muy pocos ejecutivos afirman poder defender sólidamente desde el punto de vista comercial la inversión en las tecnologías que definen la cuarta revolución industrial.

Recomendaciones

La investigación reveló que, en general, los ejecutivos de todo el mundo se encuentran en las etapas tempranas de la preparación de sus organizaciones para aprovechar todo el potencial de la industria 4.0. Necesitarán aprovechar las oportunidades para fortalecer las conexiones claves que beneficiarán a sus clientes, a su gente, a sus organizaciones, a sus comunidades y a la sociedad en general:

  • Impacto social. Aceptar que cada organización tiene el poder de influir, de diferentes maneras, en la promesa de la cuarta revolución industrial para crear un mundo más equitativo y estable.
  • Estrategia. Adoptar un enfoque holístico respecto de la planificación estratégica, analizando de qué manera las capacidades centrales pueden mejorar con otras nuevas para desarrollar productos y servicios nuevos, y crear valor nuevo para una variedad más amplia de interesados.
  • Talento y fuerza laboral. Priorizar la preparación de los trabajadores para transitar la era de la Industria 4.0 creando una cultura de aprendizaje y colaboración, y creando oportunidades de capacitación, tanto dentro de la organización como en las comunidades subatendidas.
  • Tecnología. Ver la tecnología como el diferenciador más potente en el mundo de la industria 4.0 e invertir en la integración de aplicaciones nuevas que sean compatibles con los nuevos modelos de negocios. Y comprender que las tecnologías no deberían limitarse solo a una parte de la organización, sino integrarse en toda la organización.
CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario