CEOs padecen el “síndrome de Uber"

Foto: Shutterstock

En los próximos cinco años, las fronteras entre una industria y otra se habrán diluido. Hoy vemos una tendencia clara hacia allá: Amazon lanzó en Europa un servicio de logística para pymes exportadoras; Apple invierte en startups del sector automotriz, Monsanto se mueve hacia la agricultura basada en datos y Lockheed Martin trabajó con ADN Ilumina para desarrollar soluciones de salud, y son sólo algunos ejemplos.

Así que, a las principales preocupaciones de los directivos de las empresas, como la corrupción y los sobornos, como indica la más reciente encuesta de PwC, se suma la convergencia de las industrias cuyos límites son cada vez más difusos y donde los competidores son invisibles, según revela el estudio Redefining Boundaries: Insights from the Global C-suites Study, del Institute for Business Value, de IBM.

La encuesta internacional, en la que participaron más de 5,000 ejecutivos, arrojó que al 54% de éstos esperan mayor competencia de otros sectores. Pero no sólo de los gigantes tecnológicos, sino también de los llamados “invasores digitales” con nuevos modelos de negocios y con “nada que perder”.

En el “síndrome de la ‘uberización’ vemos a empresas, más ágiles, más flexibles, que entran rápido al mercado y se apalancan con dos factores: generando valor y creando un vínculo individual con cada uno de nosotros… Esos competidores están borrando los límites de las industrias y los directivos reconocen que eso está pasando, lo que hace que para ellos sea más complejo estar preparados para ese mundo competitivo actual”, comenta Martha Pérez-Sandi, la Directora de Negocios Cognitivos en IBM México.

Los CEOs reconocen el impacto de la avalancha tecnológica en sus negocios, pero aun así se sienten incómodos alejándose de su camino. Sin bien, en la encuesta dos terceras partes indican que entrará a nuevos mercados, se centrarán en segmentos demográficos o mercados geográficos, pero no a oportunidades en otros sectores. Y en esto se diferencian de los llamados “Precursores”, que componen 5% de la muestra analizada, y que son aquellos que con sólida reputación como innovadores líderes.

Por ello, IBM recomienda a las empresas “poner más exploradores en primera línea”, es decir, delegar las decisiones, salvo las importantes, en las personas que están más cerca de los clientes, lo que además le permitirá detectar nuevas amenazas y forjar relaciones sólidas con los invasores digitales, que les ayuden a crecer juntos. También convertirse o crear un espacio intermedio para llegar a los clientes, tal como hacen Alibaba, Spotify o WhatsApp.

Prepararse para el futuro

En un entorno tan cambiante ¿qué si son capaces de anticipar los CEOs? El futuro definitivamente no. “Los cambios, esperamos, vendrán de tres a cinco años. Lo que hoy hace de esto un fenómeno distinto al pasado es que hoy se encuentran con poca capacidad para decir lo que vendrá en el futuro”, subraya Martha Pérez-Sandi.

Los directivos, abunda, reconocen que la nube, los dispositivos móviles y el internet de las cosas son los capítulos que impactarán los negocios en los siguientes años y la forma en cómo se están ejecutando.

De hecho, 77% de los entrevistados a nivel mundial se preocupan por las afectaciones que los avances tecnológicos puedan traer a sus negocios, revela la 7ª Encuesta de CEOs en México de PwC. En nuestro país, 76% de los directivos están conscientes de que la única manera de sobrevivir en el mercado es redefiniendo sus estrategias. “Para defenderse de éstos, se necesita un enfoque mucho más audaz”, reconocen.

Uno de estos enfoques es crear ecosistemas nuevos. En México “67% de los directivos están pensando en expandir su red de socios y de productos y servicios como una manera de asegurar su crecimiento y mercado. Y para ello, la tecnología es indispensable para escuchar a los clientes. La encuesta de PwC indica que para 68% de los CEOs mexicanos la tecnología es redituable para que el cliente se sienta escuchado y 90% de ellos considera que sus consumidores son determinantes para generar estrategias en su empresa.

“Los consumidores demandan productos y servicios que atiendan sus necesidades, por lo que los empresarios deben buscar que la relación con los clientes sea duradera y no sólo una transacción”, indica José Antonio Quesada, socio Líder de Clientes y Mercados de PwC México. Es por esto que para 81% de los directivos, las interacciones cara a cara han quedado atrás, ahora optan por relacionarse a través de plataformas digitales.

Otras tecnologías que están emergiendo con impactos aún modestos son: la inteligencia cognitiva (37%), que es capaz de interactuar con las personas en un lenguaje natural, aprende constantemente, y que serán el puente que permitirá a las empresas relacionar el conocimiento que tienen de su empresa con el volumen de datos del exterior para tomar decisiones. Otras son las tecnologías de fabricación avanzada (28%) y los híbridos hombre-máquina (13 por ciento).

Corrupción, la gran preocupación

Por tercer año consecutivo, la corrupción es el tema que mantiene preocupados a 90% de los CEOs en nuestro país, cifra ligeramente mayor al promedio de América Latina, que es de 83%, indica el estudio de PwC.

Este año, “lo que subió de una manera importante fue el tema de la corrupción y los sobornos, debido a las afectaciones económicas para el negocio”, expone José Antonio Quesada. La Encuesta sobre delitos económicos 2016, elaborada por la misma consultora, revela que este tipo de malversaciones aumenta el riesgo de pérdidas económicas, multas u daños reputacionales: “se traduce inmediatamente en una pérdida o descomposición de la imagen corporativa”, complementa Carlos Méndez, socio director de PwC.

La corrupción y el soborno afecta a una de cada cinco organizaciones en nuestro país (21%), quienes reportaron haber sufrido al menos un incidente de este tipo en los últimos 24 meses y, por si no fuera poco, una de cada cuatro cree haber perdido oportunidades de negocio a causa de sobornos pagados por sus competidores.

Pero aunque no es un tema que afecte directamente a todas las empresas, si se percibe como la mayor preocupación de los dirigentes encuestados, incluso alrededor del mundo, siendo África la región con un mayor número de CEOs inquietos (86%), seguido de América Latina, Medio Oriente (70%), Asia Pacífico (56%) y Europa Occidental (35 por ciento).

contacto@elempresario.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda y Zyanya López / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.