CEOs en América Latina sin disrupción tecnológica

Foto: Shutterstock

Cerca de 94% de los directores generales de la región espera que sus empresas sean en su mayor parte iguales dentro de tres años, comparados con 74% de los directivos globales que piensan lo mismo.

Un mayor porcentaje de las empresas en América Latina (70%) está conformado por un gobierno corporativo familiar y con frecuencia una misma familia domina el sector, lo que conlleva estabilidad y evita la preocupación por una disrupción tecnológica, situación que es menos común en Europa o América del Norte.

“Dirigir un negocio es desafiar paradigmas y conducir cambios radicales. Tres de cada cuatro CEOs en el mundo dicen que su compañía está orientada a ser el disruptor de su sector. Esto se debe a los cambios geopolíticos, económicos y tecnológicos que están sucediendo en las industrias a escala mundial”, afirma Víctor Esquivel, socio director general de KPMG en México.

Sin embargo, en comparación con el promedio global, los directivos de América Latina están menos preocupados por la disrupción de sus sectores, debido a que 94% de los encuestados por la consultoría PKMG esperan que sus empresas se mantengan prácticamente igual en los próximos tres años, comparados con 74% de los directivos globales que piensan lo mismo, señala la consultoría en el estudio ¿Confianza o autocomplacencia? Los líderes de América Latina afrontan un futuro de disrupción.

“Esto podría ser debido a que los directores de compañías importantes trabajan en negocios de productos básicos como agricultura y materia prima, en los que es más difícil que ocurran disrupciones”, menciona Charles Krieck, socio director general de KPMG en Brasil y Sudamérica.


Muchos de los directivos no experimentan ningún peligro grave de disrupción tecnológica y esperan a ver cómo actúan otros países ante los cambios tecnológicos. Además, la falta de preocupación también puede deberse a la edad de los CEOs (entre 50 y 60 años), y que desconocen la tecnología que provoque un cambio radical del sector.

“No esperan tener que cambiar en el futuro previsible. Además, las compañías importantes locales y regionales normalmente son familias y creen tener una posición dominante, por ello se sienten relativamente seguras”, precisa Milton Ayón, socio director general de KPMG en Panamá y Centroamérica.

El estudio de KPMG dice que 30% de los directivos de América Latina les preocupa si su organización está al día en el desarrollo de productos y servicio, lo cual significa que están menos preocupados que sus similares internacionales, que representan 45% de los encuestados.

Asimismo, 25% de los directores generales de América Latina esperan que haya disrupciones significativas en su sector en los próximos tres años debido a la innovación tecnológica, en comparación con 48% de la muestra global.

Servicios en línea

En Europa y Estados Unidos, las disrupciones tecnológicas empresariales han surgido a partir de la existencia de aplicaciones y comercio electrónico, pero en América Latina, una proporción menor de la población tiene cuenta bancaria y/o tarjeta de débito.

Aunque el e-commerce tiene alto potencial y cada vez más empresas se suman, no es suficiente para generar una disrupción similar a la ocurrida en Europa.

En este sentido, Víctor Esquivel­ dice que en México se observa una preocupación en la comunidad fintech, algunas de las cuales comienzan a desempeñar un papel regional.

“Los servicios en línea llegarán a plantearles un peligro mayor a los negocios tradicionales, pero sólo cuando la inclusión financiera aumente significativamente; sin embargo, a muy corto plazo, los CEO tienen una actitud de autocomplacencia sobre las disrupciones tecnológicas”, precisa el directivo.

Ciberseguridad

Para los CEOs de América Latina, la ciberseguridad es menos prioritaria que para el promedio global. Sólo 18% afirma que su organización está totalmente preparada para un evento cibernético, que es menos de la mitad de 42% global. Por otro lado, únicamente 25% ve la soberanía de datos como tema relevante a nivel del consejo, en comparación con 41% global.

Todos los CEOs de América Latina tienen un alto grado de confianza, similar al de sus homólogos globales, en la mitigación del riesgo de ciberseguridad como parte de su función de liderazgo. “Existen preocupaciones sobre la ciberseguridad en el sector financiero en toda la región y un poco menos en otras industrias en las economías más importantes pero, en la mayoría de los sectores y países, hay poca preocupación sobre el tema”, concluyen los directivos.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.