Un buen líder es el escudo de su equipo

Foto: Shutterstock

Ser un buen líder no es aquel que su equipo de trabajo lo ama, o quien solapa las malas decisiones de sus colaboradores; es quien los dirige y encamina, dijo Freddy Vega, CEO y cofundador de Platzi, startup que se dedica a la enseñanza de habilidades informáticas.

Señaló que un buen líder se dedica a dar mentoría al equipo, no a regañarlo, mientras que los malos no tienen ni idea de lo que sucede en la organización. Una forma de identificar a este último es que siempre pida reuniones con mucha gente y de ellas se obtengan pocos resultados.

La mejor forma de transmitir una idea a un colaborador es en una charla uno a uno, así se demuestra que el líder está interesado en el trabajador, la conversación puede ser de 10 minutos, donde el colaborador escucha 80% y habla 20 por ciento.

Lo importante es saber explicar el porqué de una orden. “Normalmente los soldados saben más de las condiciones del combate que los líderes u oficiales. Cuando uno le explica al equipo el porqué de una orden, éste sabrá cómo actuar ante ese porqué”, mencionó Freddy Vega.

El líder también tiene que aprender que el tiempo ya no es suyo, es del equipo, y debe estar para ellos, de lo contrario demostrará falta de interés. “Siempre debes tener un calendario claro que le explique a la gente con la que trabajas donde estás”.

Añadió que debido a que el trabajo del líder es enseñar y dar mentoría, primero debe delegar aquello en lo que es mejor y que una vez que se hace se tiene más tiempo libre porque ya no se realizan esas tareas que absorben tiempo.

También es aquel que funge como facilitador del equipo y que debe ver por el bienestar de los colaboradores.

“Hace unas semanas dediqué un día entero a investigar cuál era la mejor silla que se podía comprar en Bogotá para la oficina de ese país (...) Me decían ¿no tienes algo mejor que hacer?, pero una silla es donde uno pasa ocho horas al día por cinco días, es decir, 40 horas por cuatro semanas, 160 horas, si yo logro que esas 160 horas sean mágicas, vale la pena comprar la silla”, recordó Freddy Vega.

Seguridad psicológica

Durante su ponencia en Talent Land 2018, dijo que de acuerdo con el laboratorio de líderes de Google, se identificó que un buen equipo de trabajo tiene cinco competencias: seguridad psicológica, trabajo con impacto, estructura y claridad, cumplimiento y talento, y trabajo con significado, es decir, que lo que hagas te llene como persona.

De éstos, el más importante es la seguridad psicológica, que consiste en darle al equipo el valor de que puede equivocarse y proponer en la empresa sin ser juzgado, porque al equivocarse aprenderá.

Una vez que se desarrolla esta competencia, el equipo aprende una regla clave, “siempre es mejor pedir perdón que pedir permiso”. Si el líder espera a que le pidan permiso, se convierte en el cuello de botella de la empresa y toda la responsabilidad recae en él, lo importante es aprender a delegar actividades.

Los trabajadores siempre van a cometer errores, pero harán cosas más interesantes si se atreven a hacer las cosas. Freddy Vega añadió que uno de los problemas de las grandes empresas es despedir a quien comete un error honesto, esa persona ya aprendió de su equivocación y no lo volverá a hacer; sin embargo, alguien nuevo no tiene toda la experiencia de la otra persona, y también va a cometer errores.

Un buen líder, precisó, tiene que ser como Jon Snow, de Game of Thrones, como la gente de Night’s Watch. “¿Recuerdan su lema?, decía: ‘Nosotros somos el escudo que cuida los reinos del hombre’. El trabajo de un líder es ser el escudo de su equipo, uno malo agarra los problemas de la empresa y los diluye en su equipo”.

Se requiere filtrar la incertidumbre y mantener claro que todo va a estar bien; sin embargo, eso no significa decirles mentiras, “cuando las cosas están mal hay que informar a toda la empresa y actuar para solucionarlo”, finalizó Freddy Vega.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario