Bríndale al colaborador una buena experiencia

La gerencia es la encargada de impulsar las iniciativas. Foto: Shutterstock

¿Qué hace diferente a tu marca del resto de las empresas? Tal vez tu producto o servicio, lo innovador que es o el contacto con el cliente, pues bien, cualquiera de esas respuestas no lo son todo, al final, cada experiencia de compra o acercamiento a la marca está relacionada con los colaboradores y son ellos los grandes diferenciadores de tu marca, los encargados de que el consumidor final se lleve una buena o mala experiencia, por ello escucharlos y darles la atención necesaria es fundamental.

“El empleado es el gran diferenciador de lo que se ofreces; pon atención en los empleados porque ellos se harán cargo de los clientes”, dice en entrevista Gabriel Alvarado, director general y vicepresidente de Kronos Latinoamérica.

En las empresas se sigue pensando que los clientes son lo más importante, y claro que en ellos se debe poner particular atención, pero los más importantes siempre deben ser los colaboradores, ellos son la cara de tu empresa y de ellos dependerá que la gente regrese.

Las empresas requieren brindarles a los empleados una experiencia, pues sólo tres de cada 10 trabajadores comprometen sus habilidades, competencia y capacidad intelectual con la compañía.

Aumentar el nivel de compromiso de los empleados es posible a partir de generar experiencias, de tal forma que el empleado tenga un propósito para trabajar con la empresa

Alvarado dice que generar una buena experiencia trae diversos beneficios: aumenta la lealtad 17%, los ingresos 11%, las ganancias 25%, se reduce la rotación y la innovación se vuelve clave.

Cómo crear una experiencia para el empleado

“Hay que escuchar a los empleados y ubicar cuáles son esos elementos que pueden impactarle, para aumentar su compromiso y una vez entendido esto, generar iniciativas que permitan darle respuesta a esas solicitudes.

Para Alvarado, lo importante es hacerlo con humildad, sin ir con la mentalidad de que sabes lo que quieren, “realmente escúchalo”.

“Imagínate que llegas a una cafetería y el empleado que te atiende está de malas, tu experiencia será negativa y no regresarás, pero si ves que el trabajar está contento y tiene una sonrisa natural, te transmite la emoción, te hará regresar”, menciona Alvarado.

Pero no todo es dinero, “hay gente que aumenta la nómina y sigue teniendo el mismo nivel de rotación”, y es que el dinero es un efecto pasajero. En el día a día hay que ver si la persona está contenta, si se siente a gusto, si siente que tiene las herramientas para hacer su trabajo o si sabe que hay posibilidad de crecer dentro de la organización, esas cosas hacen que el colaborador crezca, que tenga una buena experiencia en la empresa.

Una vez que has escuchado las verdaderas necesidades de los colaborados, es turno de crear iniciativas que resuelvan los problemas de los colaboradores. “A veces son cosas sencillas, escúchalos y sé creativo para crear iniciativas que ayuden al compromiso del empleado”.

¿De dónde salen las iniciativas?

Estas iniciativas deben surgir de la alta gerencia, porque si el dueño no está comprometido, nada va a pasar.

“Recursos Humanos, para mí, termina siendo un ejecutor de esa iniciativa, pero el sponsor tiene que ser la dirección general”.

Aquí es donde la tecnología puede ayudar, pues se ha detecta que la primera razón por la que se van los empleados de las empresas es por sus jefes directos.

Por ejemplo, los horarios en el mundo del retailer suelen ser definidos por el jefe del área o departamento, dependiendo de la cantidad de trabajo, pero si este no se lleva bien con un empleado puede dejarle los peores horarios lo cual lleva al colaborador a dejar la empresa.

“Con Kronos entiendes la demanda que hay, y se pueden asignar los horarios de acuerdo con las características del empleado, los requerimientos del negocio y las referencias del empleado, a fin de que la decisión sea más objetiva”, menciona Alvarado.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario