Brecha salarial por género: por cada 7 hombres con buen sueldo sólo existen 3 mujeres

Persiste la desigualdad salarial por género en México. Foto: Especial

La mayoría de los puestos laborales con mejores salarios están ocupadas por hombres, esto porque del total de habitantes en México que percibe más de cinco salarios mínimos mensuales (más de 13,254 pesos), 70% son hombres y 30%, mujeres. Ese es el promedio nacional, porque la disparidad se profundiza por entidades. De las 32 que tiene la república, 21 se encuentran por debajo de la media nacional: Guerrero, Tlaxcala y Puebla presentan la mayor brecha salarial por género.

Entre las 11 entidades que superan la media nacional, en la Ciudad de México se registra un menor nivel de desigualdad salarial por género: por cada 6 hombres hay 4 mujeres ocupando las plazas con mejores salarios. De cualquier forma, en ninguna entidad existe una relación 50/50; en todos los casos hay menos mujeres entre los trabajadores con los mejores salarios.

Los grupos de ocupación que registran salarios superiores a 13,254 pesos (cinco salarios mínimos) son principalmente puestos profesionales, técnicos y trabajadores del arte y la educación, funcionarios, directivos y oficinistas, que se encuentran mayormente ocupados por hombres, de acuerdo con información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) realizada por el Inegi para el trimestre de abril a junio de 2018.

Los estados con la brecha salarial por género más amplia son Guerrero, Tlaxcala, Puebla, Guanajuato y Michoacán. En estos estados las mujeres no representan ni siquiera 25% del total de trabajadores con los mejores salarios.

En Guerrero, sólo 24,258 personas afirmaron tener ingresos mensuales superiores a 13,254 pesos, de los cuales 82.2% son hombres. Esta situación expresa que de 10 trabajadores con los puestos mejor pagados sólo 2 son mujeres.

De los 14,576 empleados en Tlaxcala, 80.2% de los trabajadores que reciben más de cinco salarios mínimos al mes son hombres; las mujeres sólo ocupan 19.8% del total de plazas con ese nivel de remuneraciones.

En Puebla se registraron 73,032 ocupados en esta categoría salarial, de los cuales sólo 22.2% son mujeres, el resto pertenece al género masculino, esto es, que 8 de cada 10 trabajadores con ingresos mayores a 13,254 pesos son hombres.

De las 93,502 personas cuyo salario asciende a cinco salarios mínimos o más en Guanajuato, sólo 21,250 (22.7%) son mujeres, mientras que en Michoacán esta cifra es de 64,323 de las cuales 14,715 (22.9%) pertenecen al género femenino.

Los mejores, pero siempre debajo de la igualdad

En ninguna entidad del país existe un nivel equitativo en material laboral. Pese a ello, los tres estados que presentaron un mejor resultado fueron la Ciudad de México, el Estado de México y Zacatecas.

La capital de México emplea a 330,669 personas con salarios mensuales mayores a 13,254 pesos, de las cuales 39.3% son mujeres, colocándose como el territorio con el número más parejo de hombres y mujeres en esta categoría salarial.

En las siguientes posiciones, estuvo el Estado de México, en donde se registraron 205,151 empleados con más de cinco salarios mínimos mensuales de los cuales 35.2% son mujeres contra 64.8% de hombres. Para Zacatecas el dato es de 19,891, de los cuales 34.9% son mujeres y 65.1% hombres.

Aunado a esto, los mexicanos enfrentan una brecha de desigualdad por ingresos sin importar el género, algunos estados (Guerrero, Michoacán y Tlaxcala) que presentan el mayor deterioro laboral en cuanto a remuneraciones también figuran en este ranking de desigualdad laboral por género.

Desigualdad en todos los sectores económicos

De los cinco sectores económicos importantes para México en ninguno se presenta una relación 50/50 de puestos con los mejores salarios ocupados por hombres y mujeres. De hecho, en el sector agropecuario, las mujeres que reciben un nivel salarial mayor a 13,254 pesos son sólo 4 por cada 100 (4.4%), siendo éste el ramo en el que la desigualdad por género es más profunda.

Según información del Inegi, en el sector de construcción, 90.7% de los empleados con ingresos mayores a cinco salarios mínimos es de sexo masculino, 9.3% son mujeres. Para la industria manufacturera, el dato es de 79.0% hombres contra 21.0% mujeres.

Del total de ocupados en el comercio, 71.4% mexicanos del género masculino con salario superior a 13,254 pesos, mientras que en esta situación de salario sólo se emplea a 28.6% mujeres.

El sector servicios, que da trabajo a más de la mitad de la población en México, tuvo una distribución de 63.4% de hombres con los mejores salarios contra 36.6% de mujeres. Este fue el nivel máximo de equidad alcanzado por sector, que implica aún una brecha de 6 hombres por 4 mujeres ocupando altos puestos en las empresas.

CRÉDITO: 
Ana Karen García / El Economista