"Bancomer nos está consintiendo"

Foto EE: Araceli López

“great”

“Vivir mejor en la organización para ser más productivo”, así sintetiza Laura Sosa los cambios del grupo financiero desde su privatización en 1991 y su compra por BBVA, hace 15 años. La directora de Comunicación de Recursos Humanos, con 22 años en la organización, ha transitado de la burocracia y las marcadas jerarquías que había en esa institución al flexiworking y los espacios colaborativos que hay en las nuevas sedes: Parque Polanco, Torre Bancomer y Montes Urales.

“Es todo un proceso de transformación de cómo trabajamos y convivimos. Tenemos espacios abiertos, el status tan marcado en el pasado va disminuyendo, nos vemos más compañeros, nos movemos a espacios de colaboración, se vale trabajar en una mesita o en la cafetería. También somos más respetuosos, si quieres hacer un festejo puedes hacerlo en la cocineta. Las salas de juntas son espacios comunes, se rompe con los esquemas clásicos de los bancos”, detalla.

Más de dos décadas la convierten en la colaboradora de más antigüedad en el Grupo BBVA Bancomer, donde hizo una carrera vinculada a los Recursos Humanos. “Me tocó vivir procesos muy difíciles, para que las cosas sucedieran costaba un poco de trabajo. No había, sobre todo, una línea muy clara para que, como empleado, pudieras entender hacia dónde iba el grupo”.

En el 2000, se hace cargo de la estrategia de retención de personal, pero aún se trabajaba con burocracia, por ejemplo había un área de recursos humanos por unidad de negocio, lo que afectaba la comunicación. La misión de entonces “era elevar la productividad, y nada más”.

Locuaz, narra como con la fusión, en la que se hace cargo de la cultura corporativa, comunicación, selección de personal y desarrollo de talento, el empleado comienza a ponerse en el mismo plano que los proyectos de negocio. “Le meten recursos a la comunicación, nosotros como parte de la fusión comenzamos a recibir mucha información, algo que nunca había pasado, antes te enterabas por ‘radio pasillo’ y un mes después llegaban la información oficial”. Con la fusión ya no fue así”.

Congruencia

El por qué un empleado decide permanecer buena parte de su vida en una organización tiene tantas respuestas como personas. Laura Sosa habla de lo orgullosa que está de trabajar en una empresa que es congruente entre lo que promete y lleva a cabo.

“Es una de las cosas que te mueven como empleado, que te arraigan… Bancomer es una empresa en equilibrio, porque tiene programas de apoyo social muy claros, te habla de que los clientes son importantes y ha hecho inversiones en las sucursales, es una empresa abierta escuchar, cada año revisa sus programas para ver qué más hay por hacer. Creo que lo que me tiene aquí es porque siento un compromiso con el banco, porque el banco lo tiene conmigo”.

La ejecutiva da abundantes ejemplos de ese compromiso: salas de juntas equipadas, centro de esparcimiento en los nuevos edificios, centros de relajación, regaderas, transporte para empleados con conexión wifi. La entrevista incluye una visita al comedor para las 4,000 personas de las áreas de soporte que albergará la sede de Polanco y que, para envidia del visitante, incluye un Starburcks y un Vips para servicio privado.

“El proceso de transformación ha sido extraordinario. La organización hace compromisos con cuatro grupos de interés: clientes, empleados, accionistas y sociedad, y todos con la misma identidad”, expone.

undefined

Crecimiento

Como esposa y madre de familia, la directora de Comunicación valora sobre todas las medidas la del trabajo flexible, que con los horarios escalonados le permite estar con la familia sin afectar su productividad y el home office.

“El banco no escatima en darte las herramientas para hacer tu trabajo. Si tengo una computadora hago videochat con el jefe. El trabajo flexible no nos hace menos productivos, por qué no nos atrevemos a proponerlo, si conocemos las cosas, si somos responsables y hemos dado buenos resultados nos ganamos cierto nivel de confianza. Con mis jefes yo les propongo enlazarnos y nunca me han dicho que no. Eso se los he propuesto a varias personas, pero hay que atrevernos”.

Esto lleva al tema del desarrollo profesional. Laura Sosa recuerda que Bancomer desarrolló la Escuela de Management, con cursos en el IPADE y el IGADE Business School, del Tec de Monterrey. “Puedes terminar tu preparatoria, tu universidad y estudiar maestrías, pero también te apoya con recursos, el banco va más allá de lo que es su obligación básica”.

Finalmente, la responsable del recurso humano en BBVA Bancomer subraya que el empleado debe ser corresponsable de su desarrollo y de los apoyos de que da la organización, como el programa “la nueva experiencia de trabajo” que ya se vive en las nuevas sucursales, y que confía se consolide y extienda a los colaboradores de todos los estados donde el grupo financiero tiene presencia.

“Debemos ser conscientes que nosotros tenemos nuestra propia responsabilidad como empleados. Si vemos que en nuestro perfil falta algo, hacerlo por nuestra cuenta, y no pensar que la empresa tiene una varita mágica que nos mueve y nos dirá para dónde ir”.

Ficha técnica

Nombre: Laura Sosa
Cargo: Directora de Comunicación de Recursos Humanos
Antigüedad: 20 años
Edad: años
Valora: Seguro de Gastos Médicos Mayores

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario