Autoservicios, los aliados en ventas

De acuerdo con la ANTAD, las ventas totales del sector comercio crecieron 5.6% en el 2008 por el consumo de frutas, hortalizas y verduras.

Capitán Bravo es una pequeña empresa veracruzana que produce desde hace seis años salsas gourmet de chile habanero combinadas con frutas y vegetales que se distinguen por sus distintos niveles de picante.

Diversificar sus productos para acercarlos a los paladares del mercado mexicano y extranjero fue una de las estrategias que utilizó esta organización para posicionarse en el Golfo de México.

“Comenzamos con una receta casera de salsa de chile habanero combinada con ajo y aceite de oliva. Generamos diferenciadores en calidad, sabor e imagen comercial, esto nos permitió destacar de la competencia” y entrar a la venta en cadenas comerciales, explicó Lizbeth Méndez, directora comercial de la empresa.

Desde hace dos años son proveedores de Wal-Mart y Bodega Aurrera en el puerto de Veracruz; y ya negociaron con Chedraui y Comercial Mexicana para vender a nivel nacional.

PUEDE SER SU CASO

Al exhibir sus productos en estas tiendas, Capitán Bravo aumentó sus ventas 200% y hoy vende ocho variedades de sabores en la línea de vegetales y frutas.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), las ventas totales del sector comercio crecieron 5.6% en el 2008 por el consumo de frutas, hortalizas y verduras.

Pese a que para el 2009 la ANTAD estima una baja de 4% en el tamaño del mercado mexicano, con edad promedio -80% tiene menos de 20 años- y la expansión de la clase media, el consumo mostrará una mejoría en los años venideros.

A nivel nacional hay 40 cadenas comerciales, con 17,366 metros cuadrados, entre autoservicios, tiendas departamentales y especializadas. Las ventas se estiman en 747,000 millones de pesos.

Un aspecto relevante para vender en las cadenas comerciales es tener un abanico de productos, dijo Jorge Quiroga, director para Latinoamérica de 8th&Walton.

“Ofrecer una línea de productos que satisfagan las necesidades del consumidor, le dará mayor proyección a la empresa”, comenta.

Hay que estudiar a la competencia, tener una excelente imagen y cumplir con los estándares de calidad del supermercado.

También, es importante conocer la legislación correspondiente en cuanto a las normas de calidad, sanidad e inocuidad, detalló.

Otro punto a considerar es la logística: “el proveedor debe ser puntual con los horarios de entrega y cantidades acordadas. Él no puede ser todólogo, debe dedicarse a producir, mientras que otros entregan y distribuyen la mercancía”, concluye.

[email protected]