Aprenda a negociar un mejor salario midiendo la viabilidad

Foto: Shutterstock

En la vida laboral llega un momento en que se siente la necesidad de un aumento salarial, pero solicitarlo no siempre es sencillo; aunque no tenga nada de malo, hacerlo es uno de los momentos más incómodos.

Para dar este paso es necesario fijarse en los resultados de rentabilidad de la empresa, antes de lanzarse a pedir un aumento, dijo Felipe Cat, representante de la consultora de Recur­sos Humanos Advice con sede en Paraguay.

Por otro lado, analizar el cumplimiento de las expectativas de la empresa al contratarte es otro punto a analizar.

“Es clave tener claro lo que esperaban de uno y cómo se han cumplido con dichos objetivos. Si los tenemos cuantificados es mucho mejor”, indicó Cat.

Asimismo,Verónica Ramírez, de la consultora Yoica precisó que tener feedback de nuestros líderes, cómo nos ven, cómo evalúan nuestro trabajo, a través de una evaluación de desem­peño es fundamental.

También se debe analizar si existe alguna variación del cargo que se ha desempeñado, es decir, verificar cómo está valorado el cargo en el mercado con respecto al salario, pero hay que realizar el sondeo en empresas con competencias similares en tamaño, rubro y cantidad de colaboradores.

“Las encuestas de remuneraciones son herramientas objetivas que podrán brindar dicha información”, enmarcó Felipe Cat.

Cómo solicitarlo

Una vez definidos estos primeros puntos, es necesario planificar la forma de pedir el aumento, siempre con información en mano que permita tener excelentes argumentos para una buena negociación.

Pero sobre todo hay que tener actitud de llevar adelante la idea, ser honesto y transparente, buscar siempre ser positivos, proveer soluciones y no problemas. Ser humildes ante todo. Pero ser firmes y consistentes con el planteamiento para exponer la situación a los líderes.

“Esto hace que el jefe analice y estudie el caso en el momento ideal y con los directores de la empresa”, precisó Felipe Cat.

Agregó que encontrar la oportunidad puede ser todo un desafío, por ello hay que tener en cuenta que “los jefes pueden estar muy metidos en proyectos de gran intensidad y no disponer de tiempo suficiente para darnos una respuesta”. Trata de acercarte un viernes y fíjate que sea el momento y el mes adecuado.

Incentivos desde las empresas

No todo tiene que surgir por parte del colaborador, las empresas también deben incentivarlos con la existencia de políticas claras de incentivos, planes de carrera con escalas salariales bien planificadas, implementación de evaluaciones de desempeño regulares que le permitan al empleado saber qué debe mejorar, cómo debe moverse internamente, cuáles son sus responsabilidades, qué se espera de su gestión, y cómo hoy lo ven sus superiores.

“No es necesario llegar al extremo para que el colaborador tome la iniciativa de pedir un aumento siempre y cuando sea justificable, hoy las empresas que tienen menos rotación son las que invierten en su gente”, precisan los especialistas.

También coinciden en que las empresas deben siempre gestionar sus equipos, y que un aspecto determinante de la gestión tiene que ver con el reconocimiento y la recompensa económica.

“No debería la persona tener que pedir el aumento de sueldo si están presentes
las variables mencionadas anteriormente”, concluyeron.

CRÉDITO: 
Cinco Días / RIPE

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.